Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones:
De tiendas: Otros: PReb.com


¡Ni una bomba más!
¡Ni Una Bomba Más!:
Vieques vs. U.S. Navy

PReb.com



Puerto Rico mío
Puerto Rico Mío :
Four Decades of Change


PReb: Puerto Rico en breve
Apuntes históricos



EJÉRCITO DE PAZ

Por Camile Roldán Soto
El Nuevo Día - martes, 22 de febrero del 2000




Repudio a la Marina en ViequesN lo que se calificó como la marcha más grande celebrada en Puerto Rico, una multitud estimada por los organizadores en más de 150 mil personas respondió al llamado de diversos líderes religiosos del país para expresar su apoyo y deseos de paz para Vieques y a la vez rechazar las directrices del presidente Clinton en el caso de la Isla Nena.

El gigantesco manto de gente, que portó banderas blancas y puertorriqueñas, cubrió los seis carriles y el paseo del expreso Las Américas en dirección a la salida que conduce a la avenida Roosevelt oeste.

El superintendente de la Policía, Pedro Toledo, reconoció que esta ha sido la marcha más concurrida de las celebradas en la isla, pero su estimado estuvo muy por debajo del de los organizadores de la actividad y del mismo arzobispo de San Juan Roberto González, quienes afirmaron que la multitud sobrepasó las 150 mil almas. Según los cálculos de la Policía, los asistentes a la actividad sumaron entre 80,000 a 85,000 mil personas. Otros expertos en este tipo de evento, como el comisionado de seguridad de San Juan, Jorge L. Collazo, y el líder sindical Federico Torres Montalvo, coincidieron en que la asistencia a esta actividad fue la más impresionante que se ha dado en la isla.

Mucha, mucha gente

"Yo medí el área en el estadio que podía ocupar la gente. Pero había muchas, muchas personas fuera de esa área", afirmó Torres. Desde las 8:00 a.m. comenzaron a llegar familias, grupos de religiosos, personas con impedimentos y ancianos a las inmediaciones del Tren Urbano y el parque Luis Muñoz Marín en la avenida Piñeiro, desde donde salió la caminata unos 20 minutos más tarde de la hora pautada, las 10:00 a.m. Durante la hora que precedió al inicio de la marcha, los organizadores realizaron la titánica labor de mantener en orden a la muchedumbre.

Tan grande fue la concentración de personas que asistió a la marcha, que no pudo establecerse un punto deProtesta contra la Marina en Vieques partida común y los manifestantes tuvieron que salir de ambos extremos de la avenida Piñeiro. Primero salió el grupo que estaba frente al Tren Urbano y luego el que se reunió cerca del parque Luis Muñoz Marín.

Encabezaron la marcha silenciosa tres jóvenes vestidos de ángeles, trepados en zancos y portando la monoestrellada boricua. Tras ellos, un joven levantaba al firmamento una gigantesca bandera blanca.

Escoltados a ambos lados por una cadena de miembros del Comité de Disciplina de la marcha y portando una gran pancarta que leía "Paz para Vieques ni un tiro más", caminaron en la primera fila de la comitiva el arzobispo de San Juan, Roberto González; el obispo de la Iglesia Metodista, Juan Vera; la alcaldesa de San Juan, Sila María Calderón; el representante del Partido Independentista Puertorriqueño, Víctor García San Inocencio; y el representante del Partido Nuevo Progresista, Augusto Sánchez, entre otros muchos líderes de distintas iglesias, partidos políticos y miembros de la clase artística en la isla. Asistió, también, una delegación de 300 residentes de Vieques.

El inmenso gentío se desplazó con relativa celeridad por el trayecto de dos millas, siguiendo las órdenes del Comité de Disciplina. Aún así, cuando los primeros caminantes llegaron hasta el Estadio Hiram Bithorn, todavía una buena parte de los manifestantes se encontraba en el punto de partida de la marcha. Otros, en su mayoría gente de edad avanzada, ya estaban en el estacionamiento del estadio esperando el inicio del acto ecuménico que comenzó pasado el mediodía.

Reina la bandera blanca

En varios de los edificios y condominios aledaños al trayecto de la caminata, se pudo observar grupos de personas ondeando sus banderas blancas y portando carteles con leyendas a favor del cese de los bombardeos. Un helicóptero sobrevolaba el área, con un mensaje que leía "En verdad os digo, habrá paz".

Una vez llegaron los líderes religiosos a la tarima, ubicada frente al Coliseíto Pedrín Zorrilla, dio comienzo el acto ecuménico con la invocación de la actividad, a cargo del arzobispo metropolitano. Luego el obispo de la diócesis de Caguas, Alvaro Corrada del Río, dio un mensaje a nombre de todos los religiosos.

"Dios eterno, escucha el clamor de tu pueblo de Puerto Rico por su Isla Nena. Despierta nuestras conciencias dormidas, que grite tu pueblo la alerta, que los crímenes despiadados contra Vieques cesen", dijo en tono firme durante un extenso discurso.

"Que se acabe definitivamente el bombardeo, que trae tal contaminación. Que salga la Marina de Vieques. Que los que crearon tal violencia y destrucción de la ecología, la limpien y restauren con lo millones que cueste al Congreso de los Estados Unidos. Ilumina a nuestros gobernantes para que se levanten a la altura del pueblo viequense y exijan justicia y paz.", continuó diciendo enfático el obispo.

La niña viequense Marakianí Olivera leyó una proclama pidiendo la paz de parte de los niños.

A las 2:00 p.m., ya por concluir la actividad, un grupo de cantantes puertorriqueños, entre ellos Danny Rivera, Antonio Cabán Vale "El Topo" y Chucho Avellanet, cantaron juntos "La Borinqueña" y canciones alusivas a la paz en Vieques.

Tito Guzmán y decenas de miles de puertorriqueños clamaron por paz para la isla nena.

| Vieques: la isla Nena de Puerto Rico | Cronología de la marina en Vieques |
|
Libros parroquiales de Vieques | Apúnteme en su lista de correo |

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2016, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved