Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: De tiendas: Otros:
PReb.com



DVD de la vida de santa Teresita
Santa Teresa de los Andes
DVD

Nunca olvidará esta
conmovedora película
de la vida de la joven
Teresita de los Andes
¡Muy recomendada!



Biblia católica
Biblia católica para jóvenes


Anota lo que buscas en PReb.com


Santa Teresa de Ávila
DVD
Padre Pío
Miracle Man
DVD

God Is All Joy:
The Life of St. Teresa
of the Andes
Edith Stein :
The 7th Chamber
DVD



PReb: Puerto Rico en breve



TERESITA DE LOS ANDES:

¿QUÉ TENGO YO, SEÑOR,
QUE TU NO ME HAYAS DADO?



El sufrimiento: camino de liberación

Origen histórico del Kyrie eléison
El novicio sediento
Te quiero tal y como eres

Padre Pío de Pietrelcina

Vocación a la santidad
Carta a Dios
Rafael Cordero Molina: Maestro de próceres, Siervo de Dios




Santa Teresita de los Andes

E LLAMO JUANITA FERNÁNDEZ SOLAR y nací el 13 de julio de 1900 en Santiago. Por gracia de Dios, fui bautizada a los días de mi nacimiento.

Crecí y me eduqué como cualquier niña normal. Me cuentan que a los siete años de edad comencé a asistir habitualmente a misa, preparándome para la primera comunión. Algún recuerdo guardo de ello y del gozo que sentí al recibir al Señor por primera vez, pues desde ese día nunca más dejé de hablar con Jesús y siempre procuré recibirlo en la comunión.

Parece que fui bastante normal y que me di maña, como cualquier joven, para alternar el estudio con trabajos en la casa, vacaciones, amistades, visitas y hasta pretendientes.

Mi Señor hizo que siempre tuviera interés y ganas de ayudar principalmente a los ancianos y necesitados. Y no dudé en rifar mi reloj, cuando fue necesario, para que un niño pobre recibiera su alimento.

Gocé de la vida a plenitud, principalmente las vacaciones, disfrutando de las amistades, de paseos por el campo, de buenas conversaciones y dejando siempre el tiempo para participar en la Eucaristía, colaborar en las misiones, dar catequesis a los niños y atender a los más necesitados.

Fui siempre amiga de la buena lectura y de la dirección espiritual, lo que creó me sirvió para querer entregarme enteramente a Jesucristo y aceptarlo únicamente a El como el compañero de mi vida.

Este deseo fue creciendo en mí, hasta que en 1919 pedí el consentimiento de mi padre para ingresar al Convento de las Carmelitas Descalzas de los Andes.
Santa Teresita de los Andes
Foto: Teresa de los Andes con su hábito carmelita.

Entré al convento para hacer lo que desde pequeña hacía, dialogar en cada instante con aquel que me había vuelto loca de amor. Y allí el nombre de Juanita lo cambié por el de Teresa de Jesús, para que esta gran santa fuera mi guía y me enseñara a hacer de mi vida en el Carmelo una vida de entrega a Dios, orando y sacrificándome por todos los hombres, por mi familia, por mis amigos.

Lo único que hice en estos once meses que alcancé a estar en el convento fue entregarme a la voluntad del Señor y vivir llena de alegría y gratitud porque El me había elegido. Me llenaba el corazón el poder transmitir, a través de mis cartas a todos los que me conocían, que era plenamente feliz como carmelita y que había encontrado mi cielo en la tierra.


Juanita Fernández de niña
Nació el 13 de julio del año 1900 en Santiago, Chile.
Juanita ahora Teresa de Jesús
El 14 de octubre de 1919 tomó el hábito carmelita descalza y se entregó por completo a su vocación.
Celta de Teresa en el convento
Celda de Teresa ubicado entonces en el pueblo de Curimón, los Andes.

Siempre enfermiza, no podía ahora ser menos, así que caí gravemente enferma el 2 de abril de 1920. Al parecer fue un tifus, pero yo creo que era mi Señor que escuchó mi deseos de vivir siempre en Él y para Él. Profesé a las puertas de la muerte y no me cansaba de repetir alegre la fórmula de mi profesión.

Foto: Ceremonia de beatificación de Teresa de los Andes, el 3 de abril de 1987.

Ceremonia de beatificación de santa Teresita en Chile

Así, llena de gozo y confianza en mi Dios, el 12 de abril de 1920 a las 7:15 de la noche me dejé llevar por Él a su morada para seguir gozando del cielo que había encontrado allí en mi conventito de los Andes.

Fuente: Arzobispado de Santiago, Chile

Libros Vidas de SantosTeresa de los Andessección AménTeresa de los AndesCarta a DiosTeresa de los AndesEvangelio de hoy
Libros católicosTeresa de los AndesLa Cuaresma en Puerto Rico
Tallas de santos de cara a la historia
CensuraTeresa de los Andes Los miércoles, milagroTeresa de los AndesUna sonrisa tras la tapia

Te quiero tal y como eres
Tres días inolvidables en Roma: Beatificación de Carlos Manuel
La Virgen de la Providencia: patrona de Puerto Rico


PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2016, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved