Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: De tiendas: Otros:

PReb.com


Juan Pablo II
Juan Pablo II
DVD - subtítulos Español

Aprobación vaticana



Nativity Story
The Nativity Story - DVD
Subtítulos: Español
Estrenada
en el Vaticano




Enciclopedia católica
Our Sunday Visitor's
Catholic Encyclopedia





Towards a Truly
Catholic Church:
An Ecclesiology for
the Third Millennium





Mother Angelica:
The Remarkable Story
of a Nun, Her Nerve,
and a Network of Miracles




Good Liturgy
Celebrating Good Liturgy:
A Guide To The Ministries
Of The Mass




The Call to Discernment
The Call to Discernment
in Troubled Times:
Wisdom of Ignatius





Saints' Guide to Happiness




Nuevo Catecismo
de la Iglesia Católica





Can You Find Saints:
Introducing Your Child
to Holy Men and Women



Puerto Rico en breve
Anota lo que buscas en PReb.com

The Modern Catholic Encylcopedia Saints and Their Symbols Vida de Santa Teresa de Ávila
The Modern Catholic
Encylcopedia

Premio CPA
Jesús de Nazaret
de J. Ratzinger
Sobre 1 millón de
ventas en un mes
Saints and Their
Symbols: Recognizing
Saints in Art and
in Popular Images
Teresa of Avila: An
Extraordinary Life

Premio CPA


PReb: Puerto Rico en breve
Boricuas ilustres


Rafael Cordero Molina:
Maestro de próceres, (ahora Venerable)

* (ver Oración al final de esta página)


Rafael Cordero: Teacher of Great Men, Servant Of God

Por Luis R. Negrón Hernández

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir



DECRETO DE LA CONGREGACIÓN PARA LAS CAUSAS DE LOS SANTOS

Ciudad del Vaticano, 9 diciembre 2013 (VIS). - El Santo Padre Francisco, en audiencia con el cardenal Angelo Amato, S.D.B., Prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos, ha autorizado la promulgación de los siguientes decretos:
VIRTUDES HEROICAS
Siervo de Dios Rafael Cordero Molina, laico. Nacido en San Juan de Puerto Rico (Puerto Rico) el 24 de octubre de 1790 y fallecido el 5 de julio de 1868. El hasta ahora "Siervo de Dios" pasa ahora a "Venerable".



Ser santos significa...
Sor Lucía: vidente de Fátima
Curas felices
Artículos de Puerto RicoOración por la Patria puertorriqueña
La vocación a la santidad
El Congreso Eucarístico Internacional
El novicio sediento
La talla de santos de cara a la historia

Kyrie eléison: significado, origen histórico

Historia de la devoción a la Patrona Nacional de Puerto Rico
Biografía del arzobispo de San Juan: Roberto González


Visita Papal a los EE.UU: fotos, mensajes
Texto en inglés del Discurso del Papa en la Univ. de Ratisbona, Alemania
Sobre el seudo "Evangelio" de Judas
Benedicto XVI: 1ra. encíclica: Dios es amor
Sínodo sobre la Eucaristía: documentos, noticias
Libros, devociones, documentos, encíclicas sobre la Eucaristía
Nueva película sobre Juan Pablo II
Recordando a Juan Pablo II: aniversario de su partida


La escuela del maestro Cordero
por Francisco Oller


L MAESTRO RAFAEL CORDERO MOLINA nació en San Juan, el 24 de octubre de 1790. No pudo ir a la escuela con otros niños porque entonces no se aceptaban estudiantes de la raza negra.

No empero su pobreza y los obstáculos raciales de la época, sus padres -el artesano Lucas Cordero, natural de la ciudad capitalina de San Juan, y la arecibeña Rita Molina- constituyeron un matrimonio educado, amantes de la lectura, del saber, pero sobretodo profundamente cristiano. Por ello, sembraron en el intelecto y corazón del pequeño Rafael Cordero y de sus hermanas Gregoria, seguida de Celestina, un gran deseo por conocer más sobre lo que nos rodea y, especialmente, transmitir ese interés a los demás en un marco de virtudes cristianas.

En poco tiempo, Rafael se convirtió en un joven educado y diestro para ejercer como maestro de primera enseñanza.

Antonio Cuesta Mendoza y Cayetano Coll y Toste indican que Rafael Cordero solicitó permiso en 1848 para abrir su primera escuelita para niños negros y mulatos en San Germán
. No obstante, no se ha encontrado entre los archivos locales el acta del pedido original que confirmen este dato. Su hermana Celestina, se cree, hizo más tarde un tanto con las niñas, ya que la instrucción se impartía por separado en la Isla, al igual que en el resto del mundo.

El abad Oscar Rivera, OSB -actual postulador diocesano de la Causa del Maestro Rafael- aclara que dicho episodio fue un pedido que realmente no se materializó. En 1848, el gobernador capitán general don Juan Prim y Prats (1847-1848) estableció el nefasto Bando Negro contra los negros esclavos o libres en Puerto Rico, tras la sublevación armada de los esclavos de la isla de Martinica. Indica el abad Rivera, que fué ante el Bando Negro que el Maestro Rafael probablemente decidiera mudarse a una ciudad más lejana del perseguidor y más liberal, como lo era entonces la de San Germán.
Gobernador don
Juan Prim y Prats

Mas, el propio gobernante Prim, dice Sotero Figueroa, visitó la escuela del Maestro Rafael en San Juan y quedó impresionado con su proyecto escolar, por lo que el Siervo de Dios no se sintió intimidado y no se mudó finalmente de la ciudad capital. Es posible también que el Maestro Rafael no se viera presionado a marcharse luego que la Sala de Indias juzgara como ilegal las medidas de dicho Bando Negro, el cual el mismo gobernador Prim tuvo que derogar por instrucciones de la reina de España.

El maestro Cordero continuó la tarea de ofrecer educación gratuita a los niños pobres, no importara su raza o condición social, en su hogar de la calle Luna. Para sostenerse económicamente trabajaba arduamente también como zapatero y haciendo cigarros.

Foto a la izquierda por Steve Shevlin: Casa en la que residió en el siglo XIX el maestro Rafael Cordero, ubicada en la calle Luna, del viejo San Juan.


Comenzaba y finalizaba sus clases con el canto mariano del "Salve Regina". Era gran devoto de San Antonio de Padua; se le veía en oración constantemente, practicaba el rezo diario del rosario. Los domingos se engalanaba con su traje azul para participar en la Misa dominical antes de la 6:00 de la mañana en la iglesia San Francisco de Asís, vecina de su hogar sanjuanero. Se mantuvo célibe toda su vida.

El pintor venezolano Pedro Lovera -quien se había establecido en Mayagüez en 1861, e hijo de Juan Lovera, padre de la Independencia venezolana- pintó el retrato de Cordero, del cual se inspiraría luego nuestro Francisco Oller. Estando en vida el maestro, Oller pintó y le dedicó "La escuela del maestro Cordero", inmortalizándolo en el lienzo. Rafael Cordero no dejó nada escrito, solía decir: "no escribo nada en esta vida, porque no quiero recordar hoy el bien que hice ayer. Mis deseos son que la noche borre las obras meritorias que he podido hacer durante el día".
Rafael Cordero Molina, Siervo de Dios

Su fama y virtud trascendieron los círculos de su vecindario pobre. Familias pudientes comenzaron a enviar a sus hijos a la casa-escuela de Cordero. Los párvulos aprendían a leer con gran prontitud y correctamente, lo que asombraba a muchos. A todos les enseñaba catequésis (doctrina cristiana), lectura, gramática, historia, caligrafía, geografía y aritmética.

Bajo su tutela, tuvo al luego abolicionista y político José Julián Acosta y Calbo; a Roman Baldorioty de Castro, que se convertiría también en abolicionista y lider autonomista; a Manuel Elzaburu y Vizcarrondo, quien fundaría el Ateneo Puertorriqueño y descolló como escritor, abogado y lider en el Partido Liberal; a Alejandro Tapia y Rivera, considerado el "patriarca de la literatura puertorriqueña"; entre otros muchos que supieron honrar a Borinquen y a su maestro negro, defendiendo a todos los puertorriqueños, en particular a los más pequeños del Reino de los cielos: los pobres, los esclavos, los perseguidos, los oprimidos.


My Life
With the Saints

James Martin, SJ

La Sociedad Económica de Amigos del País lo premió con cien pesos. El maestro Cordero invirtió el donativo en sus estudiantes y repartió limosnas a los pordioseros de San Juan. Ya anciano, el gobierno le asignó una pequeña compensación de 15 pesos mensuales.

En 1868, presintiendo el final de su vida terrena, hizo llamar a sus discípulos, los bendijo y dijo: "el pobre anciano que os infundía amor a la instrucción no le queda más un soplo de vida". Sus últimas palabras fueron: ¡Dios mío, recíbeme en tu seno!". Falleció "como había vivido, con la religión en los labios y la fe en el corazón", un 5 de julio de 1868, en su ciudad natal. Uno de sus discípulos, Lorenzo Puente Acosta, escribió entonces:

La veneración a la virtud, el respeto hacia el hombre
de bien que se consagra, como el divino Maestro a enseñar
al que no sabe, a derramar en el corazón de la niñez las
máximas de la caridad, el amor, al saber, a la gloria,
a la Patria, me hacen derramar una lágrima, no sobre
la tumba de la opulencia, sino sobre una humilde sepultura,
pero esclarecida por los méritos del varón virtuoso
que duerme en su seno. Tal es el Maestro Rafael Cordero
.

Respondiendo a la Carta apostólica "Novo Millenio Ineunte" (El nuevo milenio que inicia) del papa Juan Pablo II, pidiendo a las iglesias particulares recoger las memorias de los testigos de la fe, "herencia que no debe perderse y que se ha de trasmitir para un deber perenne de gratitud y un renovado propósito de imitación", los obispos de Puerto Rico han iniciado un proceso de canonización del maestro Rafael Cordero Molina, siervo de Dios. Documentos eucarísticos
Documentos Eucarísticos

Al respecto, el arzobispo metropolitano de San Juan, Roberto González Nieves O.F.M., invitó a fomentar la devoción a Rafael Cordero, quien vivió sobresalientemente según las normas de las bienaventuranzas evangélicas. Pide que invoquemos al Espíritu Santo para que arroje luz en esta causa. Además expresó: "Hoy debe ser un momento de emoción y de alegría para todo nuestro pueblo para crecer en la fe, la esperanza, el amor, la santidad y unidad".

RACIÓN

Señor y Dios nuestro,
Tú que infundiste en tu Siervo,
el Maestro Rafael, laico puertorriqueño,
un ardiente celo por la educación integral de la niñez
y una luminosa caridad para con los pobres y desamparados,
haz que yo sepa también responder con generosidad de servicio
a las necesidades de los que me rodean.

Te pido, si es tu voluntad, que concedas la gracia (
pedir favor)
de manera que tu siervo Rafael sea elevado a los altares.
Amén.

(Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria)


* Para más información:
Abad Oscar Rivera, OSB
Postulador, Palacio Arzobispal,
Calle del Cristo 50, San Juan P.R. 00901
(tel. (787) 725-4975

Visite nuestra sección Amén

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2014, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved