Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: De tiendas: Otros:


PReb.com


The War
Puerto Rico 1898:
The War After The War

por Fernando Picó, S.J.




Puerto Rico: An Interpretive History
Puerto Rico:
An Interpretive History from
Precolumbia Times to 1900

O. Jiménez




Puerto Rico: Architecture
Puerto Rico 1900:
Turn Of The Century
Architecture in the
Hispanic Caribbean
1890-1930





Puerto Rico mío
Puerto Rico Mío:
Four Decades of Change

Aclamada colección
de fotos de P.R., siglo XX


Anota lo que buscas en PReb.com


PReb: Puerto Rico en breve
Apuntes históricos




CRISIS INTERNACIONAL, CRISIS INSULAR
Las consecuencias económicas de la plata

Por Dr. Carlos R. Casanova

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir


Lea también del profesor Casanova:

La circulación monetaria mexicana en Puerto Rico:1876 - 1895



l censo de 1899 en Puerto Rico demuestra que los caminos, las carreteras y por sobre todo las vías ferroviarias eran inadecuados. La mayoría de los tramos del tren estaban incompletos en la costa a pesar de que muchos de estos tramos entraban a las haciendas azucareras. Tramos que hay que decir, fueron construidos por los propios hacendados.


Foto: Antigua estación del ferrocarril en el viejo San Juan.

Otro aspecto importante de esta infraestructura lo constituyó el sistema monetario existente durante todo el siglo XIX. Que además hay que decir es poco estudiado. En primer lugar la circulación monetaria de la centuria se caracterizó por estar devaluada, primero por emisiones forzosas de billetes en modo abusivo ante la falta de moneda metálica; después, por la necesidad de sacar de la circulación el billete devaluado, y la conveniencia de permitir la entrada del peso macuquino que traían los inmigrantes venezolanos. Moneda que también hay que decirlo estaba devaluada. Luego de un descuento del 12% de su valor, se canjeó por moneda española en 1856, mas tampoco duró mucho en circulación pues más de un tipo de moneda circulaba en la Isla. Todo ello presumiblemente debido a la continuidad del contrabando. Con todo, la moneda circulante devaluado, cumplía el propósito de mantener costos bajos para la venta de un producto que no estaba refinado y que competía con precios bajos.

El uso de fichas para el pago de jornales obedeció más, al problema de la escases monetaria que a otra motivación. Finalmente, entre 1874 y 1895 la circulación del peso mexicano, moneda que devaluó constantemente, permitió que la producción agrícola pudiera mantenerse en el mercado. Beneficiaba intereses de comerciantes pero dificultaba el establecimiento de un sistema económico que pudiera dar impulso a una industrialización de la economía de exportación agrícola ya fuera cafetalera o azucarera.

El establecimiento de un banco de emisión para 1888 y sus operaciones, forzadas al uso de dos sistemas monetarios vigentes (peso mexicano y moneda española) refleja una parte de las operaciones que se llevaban a cabo en la Isla. En 1895, un nuevo canje con descuento de un 60% se llevó a cabo por una moneda conocida como el peso provincial cuyo valor sólo era admisible en 100% en la Isla y sujeta a los mismos descuentos de todas las monedas acuñadas en plata. Y la plata, hay que decirlo estuvo en continua devaluación durante todo el siglo XIX.

De la década de 1860 a 1870 la producción azucarera había logrado cuotas muy elevadas.

La ausencia de Bancos

Este es un tema que aun requiere estudios pues los historiadores piensan que la falta de una institución financiera explica en parte el pobre desarrollo de la industria agrícola. Si se parte del supuesto de que la banca tiene que financiar la industrialización entonces esta es una respuesta viable para explicar por qué no despegó la industria azucarera. Pero si la banca no logró establecerse durante el siglo XIX es posible que se debiera a que aún no habían las condiciones que justificaran su presencia y actuación a pesar de haber una economía de exportación. Las casas comerciales en la Isla actuaban como prestamistas y el cobro de intereses fue más en función de la inestabilidad económica prevaleciente que el del criterio de usura.

A pesar de todo, la banca se inicia en la década de 1870 con la presencia de la Sociedad Anónima de Crédito Mercantil, Sociedad que luego se convierte en el Banco Español de Puerto Rico en 1888 [ver foto a la derecha]; surgió luego el Banco Territorial Agrícola en 1894, el Banco Popular en 1894 y el Banco de Crédito y Ahorro Ponceño en 1895.

La Crisis

En Puerto Rico circuló oficialmente el peso mexicano entre 1879 y 1895.[1] El orden económico mundial del final de siglo XIX, que estaba dirigido por Inglaterra y los Estados Unidos, comenzaba a actuar con mayor presencia debido a su determinación, y su creciente desarrollo industrial. Los comerciantes y hacendados de Puerto Rico que estaban en contacto con esta realidad, operaban en un mercado internacional que efectuaba sus transacciones teniendo muy presente: los tipos de interés en el crédito y los tipos de cambio sobre el dinero, las exportaciones e importaciones, el mercado del oro y la plata y su producción. En el último cuarto del siglo XIX era evidente que los países hacía mucho, habían organizado sus economías en torno al patrón oro, el bimetalismo, y el patrón plata [2].

En esta diversidad de sistemas monetarios se encontraba Puerto Rico como productor y exportador de azúcar y café, y usuario de uno de los sistemas monetarios, el bimetalismo, sistema que admite valor liberatorio a las monedas de oro y plata. La adopción del peso mexicano en 1879 no significaba la adopción del patrón plata, sino una decisión dirigida a mantener la oferta monetaria interna.


Foto: Billete de 5 pesos del Banco Español de Puerto Rico.

Los mercados de Londres y Nueva York eran referencia obligada -por lo que se desprende de las publicaciones de la época- para seguir minuciosamente el valor de la plata y los precios en el mercado. Los comerciantes en Puerto Rico que actuaban como expendedores de letras de cambio y en cierto modo como banqueros aplicaban las reglas del mercado para procurar sostener un cambio entre los metales de oro y plata que constituían el sistema monetario internacional. En la Isla no se podía hacer otra cosa, ya que los mecanismos habituales de compensación para el sistema monetario los tenía que realizar un Banco Central o una Casa de moneda.[3]

Continúa en la p. 2 Pasar a Crisis p.2

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2016, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved