Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones:
De tiendas: Otros:


PReb.com



Notas para su Historia
PUBLICACIONES
SOBRE TU PUEBLO








Santos al desnudo
Por Nitza Mediavilla
de Toste






Taínos y Caribes
Taínos y Caribes
por Sebastián Robiou Lamarche







Cal y Canto:
El polvo de un siglo








El más solicitado:
Nuevo Diccionario
Larousse ilustrado







Atlas Historia de Puerto Rico
Atlas de Historia
de Puerto Rico:
Finales del s. XIX
hasta el siglo 20








Atlas de Historia
de Puerto Rico:
Desde sus orígenes
hasta el siglo19







Encarta 2004
La mejor enciclopedia
para los estudiantes
de tu casa


PReb: Puerto Rico en breve
Apuntes históricos


Crisis internacional, crisis insular
Las consecuencias económicas de la plata

p. 2, final - ver la p. 1

Por Dr. Carlos R. Casanova

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir

Lea también del profesor Casanova:

La circulación monetaria mexicana en Puerto Rico:1876 - 1895


Los comerciantes en Puerto Rico

os comerciantes en Puerto Rico fijaban un precio a las transacciones de cambio entre monedas de diferente metal, generalmente realizadas sobre letras de cambio.[4] Pero los comerciantes no determinaban en ningún sentido legal, política monetaria alguna, las medidas tomadas eran en cierto modo la transferencia de los riesgos que existen al tratar con monedas devaluadas y monedas sanas, y esto era una reacción al movimiento de valores en el mercado internacional. La letra de cambio vendida en Puerto Rico experimentaba las oscilaciones del valor de la moneda que representaba y su precio estaba determinado en oro.

Este precio-oro de la letra de cambio representa a su vez el valor de la moneda de plata con que se le compra ya que éste es el porcentaje de penalidad con que se le valúa en el Centro financiero. Así pues, la cotización de la plata en Londres tenía sus efectos sobre los países que tenían este metal como patrón monetario.

La cotización de la plata mexicana en Londres por ejemplo, había sufrido considerables devaluaciones; en 1878 se le descontaba un 14% y para 1892 ya se le descontaba un 40%.[5] Esta era la moneda que circulaba en Puerto Rico durante todo ese período y con esta moneda se compraba las letras para realizar los pagos al exterior y que estaban fijados en precios-oro. El General George W. Davis sostiene en su informe que en Puerto Rico se cometió un terrible error al introducir la moneda mexicana:

"By virtue of the royal decree of february 22, 1879 it was ordered to officialy admit into circulation the Mexican silver dollar piece with a value equal to that of the United States -that is 95 centavos each peso- and the royal order of August 6, 1881, authorized its free circulation. Then it was that the celebrated Hermua negotiation was carried into effect, Mexican pesos being obtained at 20 percent profit. That was a gross error, in which private speculation took part under different forms.... In 1883 the whole country already felt the effects of that negotiation, and the chambers of commerce and official and private commissions began to act with a view to remedying the evil. More than 400 documents sents to Madrid showing the need to appliing prompt remedy to that conditions of things. Mexican money was acquired outside the island at 59 and 60 centavos, and it was made to circulate in Puerto Rico with a commercial value of 100 centavos and in the offcial centers with a value of 95 centavos. The smuggler bafled the vigilance exercised by the custumer house officers." [6]

Desde esta perspectiva el haber otorgado una admisión oficial a la circulación de la moneda mexicana fue un error, pero la especulación y los beneficios derivados de ella son evidentes. Para los comerciantes que importaban la moneda mexicana no hubo tal error, para los hacendados cañeros tampoco ya que les permitió colocar su producto en el mercado y probablemente tampoco lo fue para los cafeteros. La pregunta es ¿tenía la elite colonial otra opción? Me parece que no. Cuando en 1874, en Puerto Rico se comenzó a discutir la posibilidad de introducir el peso mexicano hay que tener presente que el año anterior se había concedido la libertad a los esclavos, que el gobierno ofreció una indemnización por ello, y por aquellas fechas se estaban produciendo cambios en el orden económico mundial.[7] Entre 1871 y 1873 en Alemania se decidió a cambiar al patrón oro, los países que formaron parte de la Unión Monetaria Latina dejaron de comprar y acuñar plata, y ésta se depreciaba aceleradamente.[8] (Veáse la siguiente gráfica)

Precio de la Plata
Precio de la plata en Londres entre 1876 y 1898: De Cecco, M.: The international gold standard: money and empire London, Frances Printer, cop. 1984 pág.239.

Ramón Baldorioty de Castro, conocido autonomista en el siglo XIX, no se equivocó cuando afirmó que para 1883, la producción de plata en California y México era abundante.[9] Sí se equivocó con respecto a Rusia, en las estadísticas de los documentos de la Biblioteca del Congreso no se encuentra información alguna que permita concluir que Rusia producía y exportaba plata, más bien se ilustra todo lo contrario en cambio sí se registran datos sobre producción en grandes cantidades de oro. En segundo lugar, se observa también que la producción de plata sólo aumentó en Estados Unidos, y luego junto a México fueron los productores de mayor volumen.[10]

La economía agro-exportadora de Puerto Rico estaba vinculada a países capitalistas como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia y su propia Metrópoli, por lo que la Isla no pudo escapar a los efectos de la crisis que se vivía en todas partes. Puerto Rico intentó sortear la crisis internacional, la plata devaluada favorecía a isleños en algunas de sus operaciones exteriores: primero el abaratamiento de costos de la producción agrícola y, segundo, el proyecto de la abolición de la esclavitud en 1873 y el pago de la indemnización a los dueños de éstos, pagada a plazos y en billetes del Tesoro, conocidos como "bonos de indemnización". Más tarde en 1879, la circulación oficial del peso mexicano se hizo oficial y con esta moneda se compró en un millón de pesos mexicanos los bonos de indemnización de la esclavitud valorados en cuatro millones de pesos, y se constituyó en parte del capital para crear la Sociedad Anónima de Crédito Mercantil, y que doce años más tarde se convirtió en El Banco Español de Puerto Rico.
[
Foto: carreta de bueyes con carga de caña de azúcar]

Entre los años de 1885 a 1895, los argumentos empleados durante la discusión sobre le canje monetario están relacionados con los acontecimientos internacionales. Quienes aspiraron al patrón oro lo hacían por el temor a las oscilaciones frecuentes de la plata y porque ciertamente tendrían considerables cuentas por cobrar; quienes optaban por la plata lo hacían tomando en cuenta su condición de deudores, pero también porque hallaban beneficio en el cambio y porque los que eran exportadores podían colocar su producto en el mercado. La crisis experimentada en Puerto Rico era parte de una crisis aún mayor que atravesaba durante casi todo el último cuarto de siglo los mercados internacionales.

Si México quería hacer modificaciones en su moneda, que era exportada a los mercados de Asia,[11] y los Estados Unidos intentaba contener su depreciación, el Parlamento de Inglaterra pedía a su gobierno que procurara mantener estable la paridad entre el oro y la plata: "Es opinión de esta Cámara que la inestabilidad relativa del oro y de la plata, sobrevenida a consecuencia de las determinaciones de la Unión Latina en 1873, es perjudicial a los intereses de este país, y pide al Gobierno que haga lo posible para asegurar, por un acuerdo internacional, la paridad monetaria estable del cambio entre el oro y la plata."[12]

Edmond Thery sostiene que Inglaterra se vió afectada por una merma en sus exportaciones manufacturadas a diversos países[13]; y que ello parece obedecer a la influencia que debió ejercer el cambio en la paridad entre el oro y la plata. También adjudica esta merma al proteccionismo estadounidense, a una crisis de los cambios en el mercado y a la pérdida que debió suponer la moneda de países con patrón plata como los del Extremo Oriente y América del Sur, -y que él calcula en 58%-, lo cual afectó el comercio exterior inglés. Goschem, por su parte sostiene que Francia por ejemplo, se vió afectada por una merma en la exportación de sus productos manufacturados a Estados Unidos.[14] Explica que en parte ello se debió al efecto que tuvo el proteccionismo del proyecto Mac Kinley entre 1889 y 1892. Estados Unidos como Alemania aumentaron las tarifas de importación a los productos británicos para proteger su propia industria.[15]

Países como Francia e Inglaterra estaban sintiendo los efectos de la depreciación de la plata e intentaban sostener un cambio estable entre el oro y la plata. América del Sur intensificaba la construcción de los ferrocarriles para el año de 1873 y la actividad portuaria que incluía el flujo de mercancías e inmigrantes europeos. Y se enfrentaba a las noticias de que en Europa se había producido un colapso en la bolsa de Viena.[16] Su producción de plata se mantuvo baja durante los siguientes años y al final del siglo aún era pequeña.[17] La década de los años 70 hizo evidente que el mundo se hacía más pequeño en la medida en que se producía una integración de los mercados capitalistas.
[Foto: Moneda conocida como de dos pilares de 1769, en circulación en Puerto Rico bajo el reinado de Carlos III]

¿Cuál era la situación de una Isla productora de azúcar y café poco elaborados y con mercados limitados? Puerto Rico dependía mucho de la cotización de precios de la melaza, el azúcar y el café en Nueva York, Londres y Hamburgo.[18] La caída del mercado de valores afectó las inversiones en las industrias relacionadas con los ferrocarriles,[19] y los precios de los productos agrícolas de Puerto Rico declinaron[20] en el mercado internacional (ver los cuadros 1 y 2).

FUENTES:
[1] Baldorioty, Informe sobre la moneda mexicana Ponce, Puerto Rico, tip. "La Civilización", 1883 pág. 17.
[2] Production and Coinage of the Principal Countries of the World for the Years 1873-1892. 53D Congress, 1st. Session, Senate Mis. Doc. 34. pp.1-8 August 28, 1893.
[3] Silverio Jorrín, José y Villanova, Manuel:Informe sobre la Reforma del Sistema Monetario de Méjico. Habana,Imp. de A. Alvarez y Cia. Calle de Ricla, no. 40. 1891. México era consiente del valor de la India para Inglaterra y de cómo la Rupia quedaba ligada a la Libra Esterlina. Ver también: Marcello de Cecco: The Internatonal Gold Standar. London, Frances Pinter (Publishers) 1984 pp.62-75. El imperio británico deliberadamente mantuvo a al Rupia en la India, como moneda devaluada en un intento por alejar el potencial de inversión alemán dentro de los territorios ingleses, pero en consecuencia se hizo cada vez más dependiente de su propio imperio lo que le costó el atraso tecnológico a pesar de mantenerse como centro financiero de importancia.
[4] Gil y Pablos, Francisco: Estudios sobre la Moneda y los cambios. Madrid, Imp. de la Revista de Legislación. 1906, págs. 127 Alemania, Estados Unidos e In­glate­rra antes de cambiar al patrón oro entendieron que el mecanismo de compen­sación era en extremo difícil de sos­tener. Sardá, J.: Política monetaria... pág .153 y Ortí y Brull, V. :La cuestión monetaria, Madrid, impr. y lito. de los huefanos,1893.Págs. 15, 23-25.
[5] Thery, Edmond : La crise des changes Paris, Economiste européen, rue monsigny, 1894. La misma apreciación también queda confirmada en: Marcello de Cecco: The Internatonal Gold Standar. London, Frances Pinter (Publishers) 1984 pp.62-75.
[6] Goschem, G.J.:Teoría de los cambios extranjeros. Madrid, 3ra. edic., La España Moderna, Santo Domingo, 16 1913, pág 485.
[7] Marcello de Cecco: The Internatonal Gold Standar. London, Frances Pinter (Publishers) 1984 p.23.
[8] "Cuando se suspendió la convertibilidad en la crisis financiera de 1873 surgió un elevado agio sobre la plata hasta 1879, en el momento que empezó a declinar, no porque estuviese mejorando el florín austriaco, sino más bien a causa del decreciente precio de la plata." Kindleberger, C. Historia financiera de Europa, Barcelona, Edit. Crítica,1988 pág. 177 Sobre este mismo particular Marichal señala que sólo fue cuestión de meses para que el comercio entre América Latina y Europa sufriera las consecuencias de esta crisis. Marichal, C. Historia de la deuda externa de América Latina, Madrid, Edit. Alianza,1988 págs.118-19 y Jiménez Rodríguez señala que: "Como esta depreciación, venida de afuera a adentro por decirlo así afectaba exclusivamente a la moneda de plata, los habitantes de las naciones monometalistas de metal blanco hubieron de utilizar, para hacer pagos en el extranjero, la poca o mucha moneda de oro de que disponían; y al acentuarse la escasez de esta y la diferencia de valor entre ambos metales, forzosamente empezaron a comprar y vender las monedas de oro con una prima aproximadamente igual al quebranto que sufrían las de plata en el extranjero; prima que igualmente hubieron de disfrutar las Letras de Cambio pagaderas en oro." Jiménez Rodríguez, José Estudio crítico de la crisis monetaria, Madrid, Establ. tip. de Jaime Ratés, 1905 págs. 60-61.
[9] Production and Coinage of the Principal Countries of the World for the Years 1873-1892. 53D Congress, 1st. Session, Senate Mis. Doc. 34. pp.1-8 August 28, 1893.
[10] Wholesale Prices, Wages and Transportation.Report by Mr. Aldrich from the Committee on Finance; March 3, 1893 Part I Washington Goverment Printing Office,1893 52d Congress 2d. Sess. Report 1894 Part I; Table I pp.33-355 Column Molasses; and coffe.
[11] Marichal, C. Historia de la deuda externa de América Latina, Madrid, Edit. Alianza,1988 págs.120-21 En 1889 se publica el estado financiero de la compañía de ferrocarriles de Puerto Rico. El mismo refleja una cantidad considerablemente superior a la asignada en los presupuestos de la Isla en 1892 para subvencionar su construcción. La construcción tardía del ferrocarril en Puerto Rico puede obedecer a la crisis mundial acontecida a partir de 1873 y la caída de valores industriales de la que habla Marichal.
[12] Wholesale Prices, Wages and Transportation.Report by Mr. Aldrich from the Committee on Finance; March 3, 1893 Part I Washington Goverment Printing Office,1893 52d Congress 2d. Sess. Report 1894 Part I; Table I p.33, p.131 ; Sardá J."Spanish Prices in the Nineteeth Century" in The Quarterly Journal Of Economics, November 1947, pp.148, 152, 153.
[13] Esta crisis económica fue también una realidad para los países de América Latina así como para los mercados financieros más importantes, tales como Londres y Estados Unidos. Para una aproximación a este tema ver: Friedman, Milton & Anna Jacobson Schwatz: A Monetary History of the United States 1867-1960, Princeton University Press, Princeton, 1963; Marichal, Carlos: Historia de la deuda externa de América Latina. Alianza Editorial, 1988.
[14] Monetary System an aproximate stocks of money in the agregate and per capita and the principal countries of the world. 53D Congress, 1st Session; US Senate, Mis. Doc. Nº 35, Washington, Goverment Printing Office, 1893, p.3. En el bimetalismo se mantenía una relación fija entre la plata y el oro, esta relación estaba determinada por el peso del metal. Heller explica que el bimetalismo permitió la circulación de monedas que convenían al tipo de transacción fuera grande o pequeña. Era como tal un patrón más estable ya que no dependía de las oscilaciones de valor de un metal sino que se vinculaba a dos metales: oro y plata simultáneamente obteniendo de ello una compensación. Su mayor inconveniente era que al cambiar el valor relativo de ambos metales se producía la desaparición de la moneda de mayor valor intrínseco (La ley Gresham). Heller, W. Diccionario de economía política. 3a edic. Barcelona, Editorial Labor, 1965. pág. 57.
[15] Esta última podría haber fijado precios a las acuñaciones de moneda de cualquiera de los metales, para que en caso de que el oro bajase su precio se le compraba en mayor cantidad mientras se reducía la compra de plata hasta que la entidad entendiera que se había logrado el nivel deseado que evitase el atesoramiento del oro o la expulsión de éste.
[16] Jiménez Rodríguez dice que: " ..en aquellos países cuya moneda esta depreciada en grado extraordinario, constituyendo uno de los principales factores de la depreciación lo abundante y lo inconvertible del papel que desempeña, no influyen ordinariamente sobre el cambio la oferta y la demanda de letras; estando aquel más bien supeditado a la prima del oro..de tal modo que los cambios de las letras se fijan según la prima del oro..." Jiménez Rodríguez, José Estudio crítico de la crisis monetaria, Madrid, Establ. tip. de Jaime Ratés, 1905 pág. 61.
[17] Jiménez Rodríguez, José Estudio crítico de la crisis monetaria, Madrid, Establ. tip. de Jaime Ratés, 1905 pág. 61.
[18] Report of Brig. Gen. George W. Davis , U.S.V., On Civil Affairs of Puerto Rico. 1899. War, 1899: Civil Affairs in Cuba and Puerto Rico p. 708; 56th Congress, 1st Session, H. Docs. V7 Nº2; Nº3904 fiche 6.
[19] Marichal, Carlos:Historia de la deuda externa de América Latina. Alianza Editorial, 1988. James Foreman-Peck: Historia de la economía mundial. Las relaciones económicas internacionales desde 1850. Barcelona, Edit. Ariel, 1985;Kindleberger, C.:Historia financiera de Europa, Barcelona, edit. Crítica, 1988. De Cecco sostiene que los países industriales que se pasaron al patrón oro durante el siglo XIX lo hicieran en parte por su condición ventajosa frente a los países agricultores y por las oscilaciones del valor de la plata. Ver: De Cecco, Marcello: The International Gold Standard, Money and Empire. Frances Pinter (Publishers) London, 1984. pp.111-126.
[20] Este tema es tratado en los siguientes textos: James Foreman-Peck: Historia de la economía mundial. Las relaciones económicas internacionales desde 1850. Barcelona, Edit. Ariel, 1985; G.J. Goschen: Teoría sobre los cambios extranjeros. Madrid, La España Moderna, 1920; A.G. Kenwood & A.L. Lougheed: The Growth of the International Economy 1820-1960. London, George Allen & Unwin Ltd. ; Marcello de Cecco: The Internatonal Gold Standar. London, Frances Pinter (Publishers) 1984; Vicente Orti y Brull: La cuestión Monetaria. Madrid, Imp. y Lit. de los huérfanos. 18C93; A.G. Ford: The Gold standar 1880-1914 Britain and Argentina. Oxford, Clarendon Press. 1962; José Jiménez y Rodríguez: Estudio Crítico de la crisis monetaria. Madrid, Estab. Tip. de Jaime Ratés, 1905; Gil y Pablos sostiene que: " De 1873 a 1883 se describe a Alemania formando una circulación de oro; a los Estados Unidos e Italia restableciendo los pagos en especie; la Unión Escandinava y Holanda, por exigencias de su régimen monetario, absorviendo enormes cantidades de metal amarillo. La manifestación hecha por Goschem en la Memoria leída en el Instituto de Banqueros de que durante años fue precisa toda la producción de oro del mundo para hacer frente a nuevas necesidades,..contribuyó mucho a exagerar la verdadera importancia de la demanda." Gil y Pablos no cree que hubiese existido una disminución considerable del oro y que por lo tanto no puede hablarse de carestía. Ver: Francisco Gil y Pablos: Estudios sobre la Moneda y los cambios. Madrid, Imp. de la Revista de Legislación. 1906, págs. 108, 109 y 111.

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2017, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved