Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones:

De tiendas: Otros: PReb.com


Historia de Puerto Rico
History of Puerto Rico:
A Panorama Of It's People

Fernando Picó, S.J.



Censos de Carolina
Busca tu familia
y antepasados en los
CD/Censos de Puerto Rico




Economic History of P.R.

PReb: Puerto Rico en breve
Apuntes históricos

Página 2, empezar en la p.1

La circulación monetaria mexicana
en Puerto Rico: 1876 - 1895


B. Agricultura y comercio en la historia de Puerto Rico: siglo XIX

Por Dr. Carlos R. Casanova

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir

esde principios de la década de 1980 las monografías publicadas evidencian interés por los temas agrarios y el comercio. Estos estudios toman como punto de partida de la investigación los municipios que se destacaron por la relevancia de productos como el azúcar y café para la exportación.

También se ha analizado el papel económico de la inmigración de diversos grupos étnicos peninsulares. Así pues, Francisco Scarano, Laird Bergard, Astrid Cubano, Fernando Picó, Andrés Ramos Mattei, Carlos Buitrago Ángel Quintero, y otros investigadores se dieron a la tarea de escudriñar sobre esos aspectos de la historia económica de la Isla. En casi todos los trabajos antes citados se ha examinado la ejecutoria de las élites de la colonia en los Ayuntamientos, y se examinó los efectos de sus actuaciones sobre gente que por regla general no figuran en la historia.

Se ha estudiado las diversas características de explotación de la tierra, el comercio, el crédito, las relaciones sociales y la angustia de esclavos que intentaban revelarse sin poder lograrlo. Estas monografías incursionaron en los temas políticos examinando factores económicos para comprender incluso desde otra óptica razones adicionales para estudiar el Grito de Lares.

Una lectura detenida sobre estos trabajos evidencia, que algunos de estos historiadores, tomaron como modelo los trabajos sobre historia agraria de América Latina. En otros, la influencia de la Escuela de los Anales es palpable y en otros el materialismo histórico. Pero en cualquier caso todos tuvieron la imaginación necesaria para preguntarse si era posible alguna otra interpretación del pasado.

Sus publicaciones no pretenden ser textos acabados, por el contrario se exponen para abrir surcos a la investigación y les llama la atención el papel de los lazos de parentesco entre hacendados, la asociación mercantil entre estos, los comerciantes y la burocracia metropolitana local en el desenvolvimiento económico. Explican cómo en la Isla no se produjo la exclusividad de compraventa de los productos metropolitanos. Y cómo el comercio insular se abrió paso al mercado internacional y con ello se cambiaba el modelo colonial que había imperado hasta finales del siglo XVIII. Estos estudios demuestran el dominio que el comercio imprimió sobre la agricultura en la sociedad colonial. Pero llama la atención la ausencia de trabajos comparativos con Cuba, más aún si se considera que los productores cafetaleros tenían en Cuba un comprador muy importante. Y que además, hubo en entre los separatistas del XIX cierta afinidad con los insurgentes de esa Antilla.

Se describe la hacienda como una empresa vinculada a un mercado capitalista, sin que esto quiera decir que los hacendados fueran capitalistas. Se muestra a las haciendas decimonónicas de Puerto Rico junto a las instituciones políticas, formar una útil infraestructura, necesaria para responder a las demandas de una clase dirigente insular que se asocia al mercado internacional.

En todos esos trabajos monográficos aparece siempre alguna referencia sobre el problema de la circulación monetaria. Esto me obligó a pensar en la importancia del sistema monetario como punto de partida para re-evaluar esta etapa de la historia de Puerto Rico. Desde esta óptica no basta con limitarse al espacio del municipio y en él: la mano de obra esclava o jornalera, la producción de exportación, el comercio y sus relaciones con los productores. Todo lo anterior quedaba entrelazado por el análisis del patrón monetario y me obligaba a un examen no sólo regional sino a un examen del mercado internacional y la manera en que la élite colonial se vinculaba con él. Un examen que incluso puede llevarnos a meditar sobre el modelo colonial de la Isla para esas fechas. Y preguntarnos cuánto pudo influir el problema de la circulación monetaria del peso mexicano en la visión política que se gestó entre autonomistas e incondicionales para los últimos 30 años del siglo XIX. Pero ese sería un trabajo futuro.

Puerto Rico, en tanto colonia de España estaba subordinada a la política económica y monetaria de la Metrópoli, al menos en lo que respecta a este plano de la realidad. ¿Pero ocurrió así en la realidad? La autoridad económica y monetaria que podía representar al Estado en esta materia sólo podía ser el Banco de España, institución que ejecutaba la organización financiera del Estado y fijaba las pautas de la circulación, como Banco Central. Entiéndase el prestamista de todos los bancos. Pero esas decisiones de política económica no llegaban a Puerto Rico de la misma manera en que se implantaban en la Península. No había bancos en la Isla, el primero se fundó en 1888.

Hasta 1888, el comerciante actuaba como prestamista y prestamista hipotecario, banquero y agiotista que especulaba con las diferencias de los cambios y los precios en el mercado internacional. Y estas actividades desencadenaron en la Isla una caldera de pasiones en las discusiones sobre la crisis económica de las últimas décadas de la dominación española. Los reclamos de todos los sectores económicos se fundían y confundían en debates en torno a las disposiciones del Ministerio de Ultramar sobre este asunto. Hubo reclamos de que se implantara una política monetaria además de un canje. Y durante años se emitieron Decretos, leyes o Reales Órdenes en torno a la circulación monetaria de la Isla. Pero, no hubo tal política, el mercado trazaba su curso y los comerciantes y hacendados intentaban seguirlo al margen de España.

Pase a la p. 3, Interpretaciones sobre la circulación monetaria del peso mexicano entre 1874 y 1895

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2016, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved