Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: De tiendas: Otros: PReb.com


Los santos
Los Santos de Puerto Rico
Estudio de la
imaginería popular






Puerto Rico: Arte e Identidad
Puerto Rico arte
e identidad
Puerto Rico Art Identity

Hermandad de
artistas gráficos de P.R.





Voces de la cultura
Voces de la Cultura
¡Nuevo!
Sobre 300 páginas con
mapas antiguos, fotos,
carteles, pinturas,
documentos, entrevistas, postales, etc.
¡Muy recomendado!






Daisy Cooks!
Latin Flavors That
Will Rock Your World

¡La exitosa boricua de PBS!





Indispensable
"Indispensable" litografía
Adquiérala aquí






Edwin Colón Zayas
Edwin Colón Zayas:
¡Bien Jibaro!






A Taste of Puerto Rico
A Taste of Puerto Rico





Hacienda Buena Vista
Hacienda Buena Vista:
Life and Work
on a Puerto Rican
Hacienda, 1833-1904






Puerto Rico mío
Puerto Rico Mío:
Four Decades of Change






El ABC de nuestra fe
El ABC de Nuestra Fe
(escriba a la Autora)






El más solicitado:
Nuevo Diccionario
Larousse ilustrado

Boricuas The Puerto Ricans Historia de Puerto Rico Puerto Rico: An Interpretive History
Boricuas: Influential
Puerto Rican Writings
-An Anthology

Roberto Santiago
The Puerto Ricans:
A Documentary
History

Dra. Olga Jimenez
de Wagenheim
History of
Puerto Rico:
A Panorama Of
It's People

Fernando Picó
Puerto Rico:
An Interpretive
History from
Precolumbia Times
to 1900

PReb: Puerto Rico en breve
Apuntes históricos

EL VAPOR COSTANERO
en Puerto Rico

Por Haydée E. Reichard de Cancio, PHD


(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir



Navío de vapor
ondeando la bandera española



as vías de comunicación y medios de transportación a mediados del siglo XIX en nuestra Isla eran deficientes y dejaban mucho que desear.

El Gobernador Primo de Rivera declaraba en 1868:

aquí no hay vías de comunicación ni por mar ni por tierra. No tenemos siquiera un simple vapor con que poner en comunicación esta Capital con Cataño... y por tierra ¡Señores!... por tierra, antes de tratar de montar en carruaje a caballo, es necesario hacer testamento.

El estado casi intransitable de las carreteras hizo a muchos isleños utilizar la goleta para viajar a diferentes puertos de la isla. El escritor don Alejandro Tapia y Rivera comentaba que para los años de 1820-40:

para un viaje a Ponce... había que llevar lo mismo que para
viajar por tierra, hasta los víveres... los colchones con ropa
de cama eran cuenta del pasajero
.

El 29 de abril de 1853 arribó a Ponce desde la Capital el vapor "Borinqueño", siendo éste el primer barco costanero que navegó por nuestras costas. La nueva empresa fue de corta duración.

Años más tarde, por Real orden de abril de 1866, se pedía que:

el Gobernador por medio de remate público, establezca
el servicio de un vapor costanero, destinado a hacer viajes
periódicos alrededor de la Isla. Contrató este servicio los
señores Pelayo, Pardo & Cía. y don Ramón Herreras de
la Habana
.

El barco llevó el nombre de María Herreras. El vapor hacía los viajes partiendo de San Juan y tocaba los puertos de Arecibo, Aguadilla, Mayagüez, Ponce, Arroyo, Humacao y Fajardo. Además, hacía escala en la isla danesa de San Thomas para llevar o traer pasajeros que llegaban o salían para Europa.

El Costanero hacía dos viajes mensuales y tenía un itinerario fijo. La empresa se conocía con el nombre de Línea del Este y Línea del Oeste. El navío salía de la Capital los días 7, 15 y 22 a las seis de la mañana y arribaba en Arecibo a las 10:00 a.m.; a Aguadilla a las 2:00 p.m.; y a Mayagüez a las 5:30 p.m. Los pasajeros y la tripulación pernoctaban y al día siguiente a las ocho de la mañana salía el vapor rumbo a Ponce donde llegaba a las 3:00 de la tarde. Luego zarpaba de Ponce y en dos días adicionales recorría los puertos de Arroyo, Humacao, Fajardo y San Juan.

A la semana siguiente comenzaba su itinerario por la Capital costeando primero la zona Este, luego Sur y Oeste hasta Aguadilla hasta retornar a San Juan. El costo del viaje variaba según la distancia y la clase. La etapa de Ponce a San Juan en primera clase tenía el costo de 21 pesos y 14 pesos en segunda clase. El importe de la travesía de San Juan a Aguadilla era de seis pesos en primera, y al puerto de Mayagüez la tarifa subía a 11 pesos.

El vapor costanero sirvió además de barco correo, llevando gratuitamente la correspondencia pública y privada entre los puertos. Acelerando en esa forma el servicio postal de la Isla. Existían dos líneas y un ramal, y el servicio se prestaba diario. La Línea del Este cubría desde la Capital hasta Santa Isabel, mientras La Línea del Oeste llegaba desde San Juan a Ponce por Arecibo.


Vapor "Galicia" construido en 1853;
movido con carbón
.

El ramal de Humacao a Fajardo alcanzaba desde Humacao a Ceiba, y de Fajardo a Punta de Santiago. Los pueblos en donde el Costanero no llegaba enviaban a recoger su correspondencia al puerto más cercano.

Con fecha del 17 de septiembre de 1873, el periódico "El Progreso" publicaba sobre una nueva empresa de transporte marítimo entre San Juan y Cataño que contaba con dos vapores, de nombre el Joven Mariana y el Joven Borinquen:

Los cuales llevan a remolque una embarcación, resguardada
del sol y la lluvia y arreglaba con todo lujo y comodidad para
uso de los pasajeros
.

El vapor costanero fue un medio de transportación marítima insular muy efectivo. Se ofrecía una rebaja de la mitad del importe por la travesía a los empleados civiles, militares y a sus familiares, cuando se hacía por razón de residencia, de igual forma a tropas y material bélico.

El Gobierno pagaba 600 pesos por los dos viajes subvencionados que el barco hacía mensualmente. La profesora Socorro Girón de Segura comenta en su obra sobre la vida del dramaturgo Ramón Méndez Quiñones:

En la primera quincena de julio de 1882 se celebró en Ponce
una Feria-Exposición... Ramón Méndez Quiñones, su hermano
José y el padre de ambos, don Ramón Méndez de Arcaya
visitaron la ciudad del sur. Los tres viajaron a Ponce en el
vapor San Juan
.

Desde el puerto de Arroyo salía:

uno de los hijos de Poventud que estudiaba en Ponce; para éste constituía la única ruta utilizable y segura, ya que el camino hacia aquel pueblo era inseguro y a veces infranqueables para los coches.

Más adelante nos comenta el Lic. Porrata Doria sobre el viaje a San Juan en el Costanero:

Notas para su Historia
PUBLICACIONES
SOBRE TU PUEBLO


Como no había muelle (en Arroyo), el balandro no pudo
acercarse al andén de madera. Una balsa practicó el
transbordo... ya sobre cubierta, unos se fueron a sus
camarotes y otros se arrellanaron en butacas cómodas
.

Al día siguiente llegaron a San Juan. El profesor Mariano Vidal Armstrong describe el recorrido:

La travesía de abordo se hacía de lo más divertida. Los
hombres jugaban barajas mientras las mujeres se reunían
en cubierta para platicar incesantemente... Una exquisita
cena compuesta de varios platos y un sin número de
entremeses servido entre manjares hacía las delicias de
los pasajeros
.

La profesora Mercedes Milán, nonagenaria, me describió el Vapor Costanero así:

El costanero tenía camarotes y comedor. Cuando años
más tarde fui a Nueva York en vapor ya conocía lo que
era viajar en barco
.

Entre las anécdotas que aún se cuentan sobre estos viajes, una de las más impresionante la relata el Prof. Vidal Armstrong indicando que en una ocasión estando el vapor en el puerto de Aguadilla:

había un fuerte oleaje de esos llamados de mar de fondo.
Sucedió que en uno de los bandazos que dio la yola de
desembarco (no había muelle), una dama fue a caer...
al agua con tan mala fortuna que un merodeador y
hambriento tiburón se le abalanzó encima... no se vio
nada más que una roja mancha de sangre
.

En el "Copiador de Cartas", de don Pedro Cancio, natural de Villa de Ribadeos, España, con fecha de 8 de noviembre de 1872 encontramos en una misiva a don Reinaldo Chavarri, de Puerto Rico:

Mi sobrino Arturo Cancio de la Coz que va para Mayagüez
junto a su hermano Don Francisco... al llegar... embarcaron
en la primera ocasión... en el Vapor Costanero, con destino
Mayagüez
.

Don Luis de O'Neill, escribía en 1918, en "El Puerto Rico Ilustrado", que las primeras referencias que había tenido sobre el joven Pepe Diego, "aquél bohemio incorregible", se las había dado su padre político "a bordo del costanero "San Juan".

La señora Evarista Rodríguez Rabell recordaba cuando iba en coche, con su padre Don Manuel Rodríguez Cabrero, desde San Sebastián hasta Aguadilla para tomar El Costanero a la Capital. Cuando había bailes en el Casino de Ponce las señoritas de Mayagüez y Aguadilla iban a bailar a la Perla del Sur y hacían su travesía en el vapor costanero.

La vía marítima era la forma más segura de viajar en la Isla. En 1887, el General Palacios dio orden de trasladar a San Juan desde Ponce dieciséis presos políticos para ser llevados al Morro.


Bote de pesca usado en las costas de
Guayama (Puerto Rico). Sus dimensiones variaban entre 12 a 20 pies de eslora y desplazaban de media a 1,60 toneladas. Las maderas usadas en su construcción
eran de guaracán, pino del norte, cedro
macho, capa blanco y laurel.
Esta réplica fue donada en el 1874 al
Museo Naval de España por el capitán
de fragata Florencio V. Salguero

El "vapor de guerra FERNANDO EL CATÓLICO, el cual, tras un viaje deliberadamente demorado y harto penoso para los presos, quienes fueron víctimas de un severo mal de mar, llegó al puerto de San Juan...".

El vapor costanero siguió funcionando luego del cambio de soberanía pero bajo la bandera americana. En el periódico de Mayagüez "La Bruja" del 13 de diciembre de 1903 hay un anuncio que lee:

The New York & Porto Rico Steamship Co.
Servicio Costanero.
Durante el tiempo que el vapor Porto Rico está
en EE.UU. en reparación hará el servicio
el vapor Vace, pero admitiendo solamente carga
.

Boleto del 1923


A principios del siglo 20, El Costanero quedó en desuso. Ya desde finales del siglo 19, los puertorriqueños preferían el más sosegado ferrocarril que recorría nuestras costas y resultaba más económico.

Y con la construcción de más y mejores carreteras, se comenzó el uso de los peculiares coches y vehículos de motor. Las guaguas públicas (autobuses) se convertirían en el principal medio de transportación masiva recorriendo los pueblos de la montaña y enlazándolos con las zonas urbanas.


Autobús a principios del siglo pasado.



"Santa Rita:
una hacienda para la
historia puertorriqueña
"

Adquiérala en:
www.libreriaisla.com
Hacienda Santa Rita en Guánica

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2017, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved