Unete aquí a Puerto Rico en breve



Secciones: De tiendas: Otros: PReb.com


Puerto Rico
Puerto Rico:
Negotiating Development
and Change





The Economy of Puerto Rico
The Economy of Puerto Rico:
Restoring Growth





Voces de la cultura
Voces de la Cultura
Sobre 300 páginas
con mapas antiguos, fotos,
carteles, pinturas,
documentos, entrevistas, postales, etc.
¡Muy recomendado!




El día menos pensado
Libros de Historia
Fernando Picó, S.J.





Puerto Rico mío
Puerto Rico Mío:
Four Decades of Change
- Jack Delano -

Famosa Colección de fotos




Historia de P.R.
Puerto Rico: A Politica
and Cultural History





Indispensable
"Indispensable" litografía
Adquiérala aquí





El Grito de Lares
El Grito de Lares
¡Excelente!


Anota lo que buscas en PReb.com

Apuntes históricos



Arquitectura de Puerto Rico
Amargo café:
Los pequeños y medianos
caficultores de Utuado
en la segunda mitad del siglo XIX

Fernando Picó
Cambio de soberanía
española en P.R.

Luz Ivette Pérez Quiñones
El Negro y la Negra Libres: Puerto Rico 1800-1873
María D. González
Slave Revolts in P.R.
Guillermo Baralt
Puerto Rico 1900:
Turn Of The Century
Architecture in the
Hispanic Caribbean
1890-1930

PReb: Puerto Rico en breve


Descubriendo raíces en las partidas "perdidas"
de la parroquia San Fernando Rey de Toa Alta


José Antonio Oquendo Pabón, presbítero

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir


Archivos General de Puerto RicoGenealogía de los Oquendo
Archivos General de Puerto RicoCensos de Puerto Rico
Archivos General de Puerto RicoEl Archivo General de Puerto Rico
Archivos Arquidiocesano de San JuanEl Archivo Arquidiocesano de la Diócesis de San Juan
Archivos y parroquias de Puerto RicoArchivos de Puerto Rico: Información, direcciones y teléfonos
Registro de la Propiedad de Puerto RicoEl Registro de la Propiedad de Puerto Rico
Libros parroquiales de AguadaLos Libros parroquiales de Aguada
Fundación de ManatíApuntes sobre la fundación de Manatí


Iglesia de Toa Alta a principios del siglo 20
[Foto: iglesia parroquial de Toa Alta a principios del siglo pasado]


E VEZ EN CUANDO, y cuando menos lo esperamos, los investigadores "la pegamos". Y en octubre del 2001, aquellos que investigamos los archivos de la Parroquia de San Fernando en Toa Alta lo hicimos en grande. [Socios subscriptores: lean apuntes sobre la interesante arquitectura de este templo del siglo 18].

El párroco, que Dios le de la gloria desde ahora, logró que se devolviera un libro (supuestamente el Libro
II de Bautismos de pardos) al archivo parroquial toalteño después de siete años de creerse estuvieran extraviados. Con gozo lo supe, e inmediatamente comencé a revisarlo sólo para tener que llamarlo con una gran noticia, ya que éste había aceptado el libro ajeno a lo que se encontrocó en él.

Resulta que el tomo, quizás parcialmente recocido a mediados del siglo
XX por alguna alma bien intencionada, contenía no sólo el Libro II de Pardos, sino también material del hasta ahora "perdido" Libro I de pardos. Éste incluía los folios 1-66 vuelto menos el folio 48-48 vuelto y otro folio sin enumeración que sigue la secuencia de fechas de dicho registro parroquial y del cual su introducción dice serán 80 folios. Además, incluía parte de lo que se supone sea el Libro II ó III de Blancos de bautismo (folios 51-88 vuelto).

Algunos de ustedes se preguntarán ¿cuál es la relevancia de esto?; mientras otros añadirán ¿por qué libros por separado?.

LIBROS POR RAZA

Respondamos a la segunda pregunta primero. Los archivos bautismales y matrimoniales más antiguos (San Juan, siglo 18) muestran (por los regaños incluidos en los autos de visita pastoral a la parroquia a los curas de almas que no seguían esa práctica) que se mantuvieran libros por separado para la gente de color de diversa calidad racial -fueran ellos indígenas, pardos (de raza mixta), negros, mulatos, morenos libres, esclavos libertos (sic) o esclavos- y aquellos que se suponía fueran blancos.

Esta costumbre no se seguirá siempre en las parroquias que se fundaron durante el siglo
XVIII, pero a partir del 1818 nuevamente se hace vigente y se observa la política diocesana de mantener libros por separado. Es un hecho que aún en estos libros, sin embargo, se encuentran rastros de blanqueamientos. ¡La gente pagaba para sacar a sus ancestros del libro de pardos y negros y los inscribieran en el Libro de Blancos. Y de un plumazo: voilá, los trigueñitos ya no eran trigueñitos: pasarían a ser blancos quemados por el sol...

Debo añadir, que es común encontrar en los libros o registros parroquiales errores raciales: pardos y negros y gente de calidad desconocida inscritas en los libros de blancos, y gente blanca inscrita en los libros de los pardos. Esta realidad, por una parte, nos podría sorprender pero tenemos que reconocer que la Iglesia en muchas instancias actuaba según la sociedad y el siglo en el cual estaba enclavada. Por otra parte, esta realidad nos debe indicar cuan jocoso (y a la vez lastimoso) es realmente el hecho que el 90% de los puertorriqueños haya puesto que se consideraba de raza blanca en el recién censo federal del 2000.

Aunque no lo queramos creer, la realidad es que menos del 10% de los habitantes de Puerto Rico es exclusivamente "blanco" en cuanto raza. Si consideramos que nuestros antepasados tenían nombres para 32 diversas combinaciones raciales, veremos que el "cepillo de brea" ("tar brush" como dicen los del Norte) pintó a más de una familia hoy día considerada blanca - y esa (aunque fuera una sola) gota me hace y te hace pardo en toda definición del diccionario.

RELEVANCIA DEL HALLAZGO DE LAS PARTIDAS "PERDIDAS"

En cuanto a la primera pregunta, le reservamos una respuesta más larga y complicada. Por una parte, en el siglo
XVII y principios del siglo XIX, entre San Juan y Arecibo fueron fundados los partidos y parroquias de Thoa Abajo (Toa Baja), el de la rivera de Thoa Arriba (Toa Alta), el de la Santa Cruz de Bayamón, y el de Manatí.

Manatí [socios vean datos de Manatí] perdió todos los libros del siglo XVIII que se encontraban en su archivo por la ignorancia de un párroco que pensó que esos "libros viejos" y en condiciones pésimas eran un estorbo en su archivo y literalmente se los regaló al zafacón... Igualmente ocurrió con los de Toa Baja, esta vez por laicos de la parroquia que decidieron en una limpieza salir de aquellos libros apolillados y viejos. El archivo de Bayamón, [socios vean lista de inmigrantes de 1799 de Bayamón] a pesar de que faltan algunos libros claves, tiene otros de antigüedad muy valiosos. En el caso de la Parroquia de San Fernando de Toa Alta (desde la cual se fundan los partidos de La Vega -y por lo tanto la Vega Alta de Espinosa y la Vega Baja del Naranjal-, Dorado, Corozal y Naranjito) no tenía los libros de bautismos previos al Libro 5 de Blancos y el 6 de Pardos, uno de los cuales comienza en el 1801 y el otro en el 1806.

Libro I; Toa AltaEl libro recientemente devuelto tiene información parcial de bautismos asentados entre el 1752 hasta el 1760 de personas pardas, amén de los que siguen en el Libro
II de Pardos así como los de blancos entre el 1759 hasta el 1763. Es decir, lo recobrado está entre lo más antiguo que se podría tener en Toa Alta, equivalente a mucha información de antecesores de gente que en el siglo XX nacerían en las Vegas, en Dorado, en Corozal y en Naranjito. Al hacer el hallazgo, este servidor tuvo la dicha de encontrar información sobre ancestros de las familias Rolón, López, Pérez, Laureano, de Rivera, entre otras, de cuyos nombres y apellidos solamente teníamos noticias en partidas bautismales, matrimoniales o de entierro en las parroquias originales de Corozal, Vega Alta, Vega Baja, Naranjito y Morovis (por haber pasado el barrio Unibón, originalmente vegalteño, al partido de Morovis) o de los expedientes de las dispensas matrimoniales en el Archivo Histórico Arquidiocesano de San Juan.

Un sólo ejemplo bastará para señalar la importancia, para mí y mis colaboradores, de estos tomos:

A principios de 1999 descubrí que descendemos de una familia de Rivera (vea el artículo sobre el Archivo Arquidiocesano de San Juan) cuyos miembros constantemente buscaban entrar en sagradas nupcias con familiares dentro del 5º grado de consanguinidad o con familiares de sus cónyuges difuntos o difuntas. Lentamente, a través de unos ocho meses, también descubrí que los miembros de esta familia descienden de al menos tres hermanos: Tomás, Juan Lorenzo y Diego de Rivera sin que conozcamos quiénes fueron sus padres, los cuales habrían nacido a finales del siglo XVII dando como fechas probables de nuestro trío entre el 1715 y el 1730.

Para mi gran sorpresa y satisfacción, luego entendí que hay casi veinte investigadores más que descienden de estos de Rivera y que los más antiguos hermanos mencionados anteriormente se remontan a la Rivera del Thoa a pesar de que las dispensaciones surgen de las parroquias y pueblos originales y de Morovis, Ciales, Manatí, Naranjito y Corozal. Se pudo hacer un largo listado de los Rivera que constantemente se revisa y se pone al día, pues constantemente nos topamos en las diversas fuentes parroquiales con partidas de bautismos, matrimonios y defunciones que nos dan nuevas pistas a seguir.

Ahora bien, Don Thomas de Rivera de Matos, el personaje que verán en los primeros libros de Bautismo de Toa Alta como padre y padrino y testigo de un sinnúmero de bautismos y hasta bautizando por necesidad a criaturas en peligro de muerte; el personaje que es ahora señalado como sacristán interino y luego como Teniente a Guerra, aparenta ser o el Don Tomás del listado de Rivera, hermano de Juan Lorenzo y de Diego de Rivera, o su padre, pues no encontramos dos con el mismo nombre en toda aquella época en Toa Alta. Tanto Diego como Lorenzo también se encuentran nombrados en las partidas de Toa Alta.

Pero, según me ha señalado en forma inequívoca mi hermana, la Dra. Ana Cristina Oquendo Pabón, Don Tomás es el padre de Don Juan de Rivera de Santiago, Teniente a Guerra y fundador del partido de Barros (Orocovis), antepasado de esa descendencia grande de los de Rivera del interior, el cual se desposó dos veces.

Don Thomás es también tío (¿tío abuelo?) carnal (por línea de Don Diego de Rivera casado con Cecilia Ortis ocasionalmente Sesilia Torres) de Don Marceliano de Rivera, primer de Rivera y persona mencionada en un documento de poderdantes del año 1803 del Partido de Toa Alta (que comprueba que la fundación de Corozal,
como bien apuntó en 1987 el investigador Luis R. Negrón Hernández, no fue hasta ese año pues apenas dan en él el poder a la persona que desean los firmantes representantes). Fue así mismo, ancestro colateral (¿tío bisabuelo?) de los hijos de Don Marceliano: Doña Manuela de Rivera, donante de las tierras de Naranjito, y de Don Juan Evangelista de Rivera, aclamado como uno de los donantes de tierras para la fundación del partido de Morovis y Teniente a Guerra del mismo en sus años de formación.

La importancia para la genealogía y la historia es obvia: necesitamos recobrar las raíces familiares y la trayectoria familiar puertorriqueña para poder conocer y entender mejor su lugar en la historia global de nuestra Isla y país (que aún no se ha escrito). A no pocos historiadores e investigadores y genealogistas de todas partes les interesará conocer
si la familia, probablemente pudiente, de los DE RIVERA tuvo que ver directamente o indirectamente con la fundación de los pueblos de Toa Alta, Corozal, Morovis, Naranjito y Barros. Y que también los de Rivera estuvieron presentes en los años y los acontecimientos del primer desarrollo de pueblos tales como Ciales [vea la Tabla de apellidos de Ciales]
y Barranquitas [socios vean el reparto de 1825 de Barranquitas], de los cuales surgen parcialmente Barros u Orocovis.

el padre José OquendoTodo investigador sentiría que se "pegó en la lotería" al encontrar joyas antiguas de esta clase. Mas, supongo que aquellos que buscan en estas partidas a sus ancestros se sentirán más dichosos al saber que he recopilado lo más importante de cada una de las partidas o fichas bautismales. Entre los datos: nombres de las personas bautizadas, sus madres, padres, padrinos, testigos del evento, quiénes eran esclavos o sus dueños, de dónde eran) e hice varios índices de cada uno de los dos libros parciales (Pardos I , II y de Blancos III).
[Foto: José Antonio Oquendo Pabón]



Historia de Puerto Rico
History of Puerto Rico:
A Panorama Of It's People

Fernando Picó

An American Flag
in Guayama:
A case Study of the US
Consular Office in Guayama,
Puerto Rico 1828-1852l

Boriquén: Breve Historia
de los Indios de P.R.

Biblioteca Històrica
de P.R., documentos
de los siglos XV,
XVI, XVII y XVIII

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2017, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved