Unete aquí a Puerto Rico en breve

Secciones: De tiendas: Otros: PReb.com


The Spanish American War
Crucible of Empire:
The Spanish-American War
(VHS)



García Lorca
The Disappearance
of García Lorca

- DVD -
Dirigida por
el puertorriqueño
Marcos Zuriñaga

MP3 players:
en menos de $150




DVDs y VHS:
temas candentes

Películas que no desean
que vieras


Women on the Verge of a Nervous Breakdown
Women on the Verge
of a Nervous Breakdown

Tema musical:
"Puro teatro" de
Tite Curet Alonso
DVD



Cinema Paradiso
Cinema Paradiso
DVD



Il Postino
Il Postino - El cartero
DVD



Indispensable
"Indispensable"
litografía Adquiérala aquí





Busca tus familiares
y antepasados en los
CD/Censos de Puerto Rico





NUEVO Diccionario
Larousse ilustrado




Puerto Rico mío
Puerto Rico Mío:
Four Decades of Change

Puerto Rico: An Interpretive History The Puerto Ricans Historia de Puerto Rico Boricuas
Puerto Rico:
An Interpretive
History from
Precolumbia Times
to 1900
The Puerto Ricans:
A Documentary
History

Dra. Olga Jiménez
de Wagenheim
History of
Puerto Rico:
A Panorama Of
It's People

Fernando Picó
Boricuas: Influential
Puerto Rican Writings
-An Anthology

Roberto Santiago

PReb: Puerto Rico en breve
Apuntes históricos



Cuarenta años de cine puertorriqueño

Por Marisel Flores Carrión

Archivo General de Puerto Rico
Apartado 4184
San Juan, P.R. 00902-4184
tel. (787) 725-3021

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir

Marisel Flores Carrión del Archivo General de Puerto Rico
Marisel Flores Carrión

Archivista del Archivo
de Imágenes en Movimiento,
Archivo General de Puerto Rico




La imagen rescatada en el Archivo General de San Juan

Entre las primeras películas puertorriqueñas:
Un Drama en Puerto Rico, en 1917; Amor Tropical, en 1919 y Romance Tropical, en 1934


N EL AÑO 1898 los barcos de guerra de la marina de los Estados Unidos trajeron soldados, artillería pesada y una cámara de cine. Esta sería nuestra primera experiencia con el medio.

Aunque estas imágenes levantan una polémica en cuanto a su veracidad, el hecho es que las mismas se ajustan al acontecimiento histórico de la invasión norteamericana a Puerto Rico el 25 de julio de 1898 por la bahía de Guánica. Recientemente se cumplieron 100 años de la intervención norteamericana en Puerto Rico. Veremos a través de esta muestra cómo Puerto Rico logra perpetuar transformaciones sociales, políticas y culturales en un lenguaje cinematográfico nacional.

LOS PRIMEROS AÑOS 1912-1945:

Hacia el 1912, Rafael Colorado D'Assoy realizó la primera película de argumentos hecha en la Isla titulada Un Drama en Puerto Rico. También para estas fechas Juan E. Viguié Cajas comenzó a filmar escenas de su Ponce natal. La producción fílmica en Puerto Rico siempre ha estado ligada a acontecimientos políticos e históricos. Lamentablemente no existen copias de esta primera fase del cine puertorriqueño. Poco sabemos de este período. De ellas sólo nos quedan testimonies, relatos y artículos de prensa que hoy son una leyenda perdida en los tiempos.

A principio de 1917 se fundó la Tropical Film Company cuyo trabajo comienzó a demostrar un cine con temática costumbrista y aspectos de nuestra idiosincrasia de pueblo. La dificultad para obtener película virgen por causa de la entrada de Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial, forzó el cierre de la compañía Tropical. En 1919 se funda la Porto Rico Photoplays quienes lograron realizar la película Amor Tropical. El poco flujo de materiales fotográficos y la falta de técnicos locales llevaron al fracaso de la Photoplays.

En el 1934, luego de ver Santa, película mexicana que fue la primera hablada en Castellano, Juan E. Viguié Cajas produce, dirige y fotografía Romance Tropical, que a su vez se convierte en la primera película sonora filmada en Puerto Rico. Por problemas de índole económico la película quedó en manos de su distribuidor y hoy se desconoce su paradero.

SEGUNDA ETAPA 1949-1960:

En el 1946 la Comisión de Parques y Recreos Públicos de Puerto Rico, estableció una división para realizar películas con propósito educativo y un programa de información sobre la obra de gobierno. Para esta fecha Puerto Rico cuenta con un gobernador puertorriqueño: Jesús T. Piñero. Durante la breve duración de esta división se produjeron cinco cortos metrajes cuya función fue informativa.

El 14 de mayo de 1949, con la Ley número 372, se crea la División de Educación de la Comunidad. Esto fue bajo el auspicio económico y la tutela ideológica del gobierno de Puerto Rico, durante el periodo de gobernación de Luis Muñoz Marín. La producción cinematográfica de la División de Educación de la Comunidad constituye una expresión cuyo valor social y artístico fue internacionalmente reconocido al momento de su producción.

Se indica en el preámbulo de dicha ley, que

acoplando en el Archivo GeneralEl Propósito de la educación en comunidad es comunicar enseñanza básica sobre la naturaleza del hombre, su historia, su vida, su forma de trabajar y gobernarse en el mundo y en Puerto Rico. Esta enseñanza, dirigida a los ciudadanos reunidos en grupos en comunidades rurales y urbana, se comunicará a través de películas, radio, libros, folletos, cartelones y discusiones de grupo. Su objeto es proveer a la buena mano de nuestra cultura popular con la herramienta de una educación básica. En la practica esto significa darle a la comunidad el deseo, la tendencia y la manera de usar sus propias aptitudes para resolver muchos de los problemas de salud, educación, cooperación, vida social, por la acción de la comunidad misma.

La organización del proyecto incluía un programa dirigido a estimular valores de ayuda mutua y esfuerzo propio en las comunidades.

película De este nuevo esfuerzo cinematográfico se logró una continuidad ininterrumpida en la producción fílmica. La aportación de la División de Educación de la Comunidad a la filmografía puertorriqueña es importantísima tanto por su número como por su valor artístico y educativo. Reunió los más talentosos artistas puertorriqueños de entonces. Escritores, guionistas, cineastas y artistas gráficos elaboraron una producción única de películas dramáticas de valor social. Se filmaron un total de 117 metrajes, entre películas y documentales. Las temáticas, de estas películas eran variadas, dirigida a la educación de las comunidades a partir de las experiencias mismas de la comunidad, se utilizaron personajes naturales reforzaron el estilo realista y puertorriqueño.

La primera película dirigida por Amilcar Tirado, Una Voz en la Montaña, recibió en 1952 diploma de mérito en el festival de Edimburgo. Modesta (1956), dirigida por Benjamín Doniger y fotografiada por Luis A. Maisonet, ganó el primer premio en su categoría en el Festival de cine de Venecia en 1956 y diploma de mérito en el Festival de Edimburgo.

El éxito de la División, el desarrollo de Viguié Films Production, establecida en 1951, y la inauguración de la televisión en 1954 estimularon el surgimiento de nuevos grupos de cineastas puertorriqueños quienes intentaron establecer una industria de largo metraje en la segunda mitad de la década del 50.

La compañía Probo Films comienza su producción de películas con la realización del éxito comercial Maruja. Esta fue adquirida para su distribución por la Columbia Pictures, lo que inicia una larga asociación del cine puertorriqueño con esta compañía de Hollywood. Después de este éxito, la Probo Films hizo un segundo proyecto: El Otro Camino, que tuvo poca difusión. Más adelante realizaron su tercera y última película en coproducción con España: Palmer Ha Muerto. Esta película ha sido vista por poco público en Puerto Rico sin embargo, tuvo cierto éxito en España.

El éxito de Maruja, la existencia de cierta infraestructura industrial (equipo técnico capaces, actores conocidos y el laboratorio de la Viguié Films Productions) y el financiamiento en forma de adelantos para la producción, suministrados por la División Hispana de la Columbia Pictures, dieron impulso a una serie de películas que convirtieron a la década de los cincuenta en el período más productivo de nuestra historia cinematográfica.

1960-1980:

Es a mediados de la década de los 60 que comienza la gran tragedia del cine nacional. Nuestros Proyector del 1960 en el Archivo General de Puerto Ricoproductores se embarcaron en las coproducciones de películas con diversos países. Esto trajo como consecuencia un atraso en el desarrollo de nuestro cine con temática nacional. En las primeras coproducciones se utilizó personal técnico y elenco artístico compuesto mayormente por extranjeros.

La influencia del estilo mexicano en el tipo de películas que se hizo en Puerto Rico durante este periodo fue grande y finalmente, debido a la repetición de fórmulas y a la propia caída del cine mexicano, entre otras causas, se dio el colapso de la producción fílmica.

A finales de los años 60 y comienzos de los 70 se produjo una serie de películas basadas en la vida de notorios criminales y delincuentes puertorriqueños. La década de los setenta trajo un estancamiento en la producción de largos metrajes. El público no las favoreció probablemente por su baja calidad. México, el socio principal, también estaba en desgracia porque había perdido su apogeo en Latinoamérica y el mercado hispano de Estados Unidos.

1980 AL PRESENTE:

La década de los ochenta surge con una nueva esperanza para el cine nacional. En 1980 se estrena Dios los Cría, del actor, escritor y ahora realizador Jacobo Morales. La labor de Morales reenfoca el cine puertorriqueño al volver su mirada hacia lo nuestro: temas, historias, personajes, idiosincrasia para proponer una definición original arraigada en elementos nacionales de esta forma de arte. En 1989 estrena Lo que le Pasó a Santiago logrando la primera nominación de una película puertorriqueña al Oscar como mejor película extranjera.

En 1986 se estrena la primera producción fílmica de Zaga Films, La Gran Fiesta, dirigida por Película La Gran FiestaMarcos Zurinaga y producida por Roberto Gándara. La misma gira alrededor de un tema estrechamente ligado a la realidad puertorriqueña. En el 1942 el Casino de Puerto Rico, centro de reunión de la "elite" puertorriqueña, celebró su última actividad antes de pasar a manos de las milicias estadounidenses en la Isla.

Otro realizador importante de esta nueva etapa del cine puertorriqueño lo es sin lugar a duda Luis Molina Casanova. Nuevamente el cine es utilizado por este magistral cineasta con propósito educativo y con temática costumbrista. Su aportación enaltece nuestra cultura. En 1993 Luis Molina estrena La Guagua Aérea resultando ser la película puertorriqueña más taquillera de todos los tiempos, la cual aparece registrada en el Libro de marcas mundiales Guiness por estrenarse en un vuelo entre Puerto Rico y en la ciudad de Nueva York.

También contamos con la representación de productores puertorriqueños en los Estados Unidos. La Batalla de Vieques, de la cineasta puertorriqueña Zydnia Nazario, demuestra el compromiso de promover nuestra cultura y utilizar el medio como un texto para divulgar nuestra problemática social y política. Frank Borres también enfoca la vida de los puertorriqueños en el Barrio, (Nueva York).

A todos ellos, quienes hicieron y hacen posible demostrar que somos un pueblo con características definidas y logran realizar sus trabajos con poco apoyo, va dedicada esta muestra.

Esto es historia, información, una realidad que no podemos desconocer ni tratar de ignorar, al contrario, nos sirve para comprender nuestro presente y poder escudriñar y asegurar nuestro futuro.

PReb.com


LIBROS SOBRE LOS TAÍNOS | LIBROS: HISTORIA DE P.R. | LIBROS: GENEALOGÍA Y HERÁLDICA

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1980-2014, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved