Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: Otros: PReb.com


Diario de Sor Faustina
La Divina Misericordia
en mi alma: Diario de
Sor M. Faustina









La infancia de Jesús
Por Benedicto XVI
(ESPAÑOL)
Su última obra
como Papa







Jesús de Nazaret Infancia
Jesus of Nazareth:
The Infancy Narratives

Benedicto XVI
(ENGLISH)
¡Nuevo!







Where is That in the Bible?
Where is That in the Bible?
Patrick Madrid







Answer Me This!
Answer Me This!
Patrick Madrid







Why is That in Tradition?
Why is That in Tradition?
Patrick Madrid







Jesús de Nazaret en español
Jesús de Nazaret 2:
Desde la entrada
en Jerusalén
hasta la resurrección

Benedicto XVI
¡Nuevo!







Padre Pío Miracle Man
Padre Pío : Miracle Man
DVD








Santa Teresa de Ávila
Santa Teresa de Ávila
DVD








Curso de liturgia
Curso básico de Liturgia:
desde la Eucaristía








Into Great Silence
Into Great Silence
DVD - 2 Disc Set









Catholic Answers
Catholic Answers
to Fundamentalists'
Questions








Desde el corazón
Desde el corazón
del mundo

Madre Teresa







San Ignacio de Loyola
Ignacio de Loyola,
solo y a pie








Santa Teresa y Juan Pablo II
Gracias - Meditar
con Teresa y
Juan Pablo








La Santa Misa
Alegría Alegría:
La Santa Misa nuestra celebración familiar








Biblia católica para jóvenes
La Biblia católica
para jóvenes








The Modern Catholic Encylcopedia
The Modern
Catholic Encylcopedia

Premio CPA
(Catholic Press
Association)







Faustina
Sor Faustina
Vida, visiones
-DVD-







Camino a Emaús
Camino a Emaús:
compartiendo el
misterio de Jesús








Cuaderno bíblico
¡Fiesta! Cuaderno Bíblico
Elemental - Group's Fiesta!
Where Kids Are Fired
Up about Jesus








Biblia católica para jóvenes
La Biblia católica
para jóvenes








Good Liturgy
Celebrating Good Liturgy:
A Guide To The Ministries
Of The Mass








The Encyclicals
John Paul II:
The Encyclicals in
Everyday Language








Sacrament of the Sick
Recovering the Riches
of Anointing: A Study of
the Sacrament of the Sick








Arzobispo Romero
El arzobispo Romero
Vida, asesinato
-DVD-








The Miracle of
Our Lady of Fatima

Aparición en Fátima
-VHS-







The Song of Bernadette
The Song
of Bernadette

Aparición en Lourdes
-DVD-


Vea más libros
para la
familia católica


Anota lo que buscas en PReb.com

PReb: Puerto Rico en breve



Juan Pablo II Nativity Story Espiritualidad de los lectores Jesús de Nazaret DVD de la vida de santa Teresita
La infancia de Jesús
Por Benedicto XVI

¡SEA ENTRE LOS
PRIMEROS
EN RECIBIRLO!
Juan Pablo II - DVD
subtítulos: Español

Aprobación
vaticana
The Nativity
Story - DVD

Subtítulos: Español
Estrenada
en el Vaticano
Una Espiritualidad
para Lectores:
A Spirituality
for Lectors
Jesús de Nazaret
Ver más libros
de J. Ratzinger
(Papa Benedicto 16)
Santa Teresita
de los Andes
DVD

Diccionario católico

Definiciones litúrgicas, bíblicas, eclesiásticas
frecuentemente usadas en la Iglesia Católica

Por Luis R. Negrón Hernández


(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir sin permiso

Resumen 1ra. encíclica de Francisco: Luz de la fe
Joseph Ratzinger Cardenal Bergoglio: nuevo papa Francisco
Juan Pablo II : su vida en fotos y vídeos
Homilía del Papa: Vigilia pascual

Juan Pablo II en You Tube
Noticias sobre beatificación en You Tube
Juan Pablo II en Facebook
Basílica s. Pedro : seleccione su visita virtual
Uniones homosexuales: consideraciones

Doctrina católica sobre la homosexualidad
Ministerio sacerdotal y la homosexualidad
Papa Francisco y los jóvenes de la JMJ
Jornada de oración por el Arzobispo de San Juan
El silencio: indispensable para la oración
Altar consagrando a la Patria
Oración por la patria puertorriqueña
La Palabra de Dios y el leccionario
Homilía en la canonización del Padre Pío
Cuaresma 2014: Mensaje del Papa Francisco
Nuevo Año de la fe
Carta a Dios
Eucaristía : presencia real
Oración para después de comulgar
Pasos para la lectura de las Escrituras

Oración V Centenario de evangelización en P.R.
Curas felices

Sor Lucía: vidente de Fátima
San Jerónimo y la Biblia
Orígenes: maestro del cristianismo
Para una renovación interior
Origen histórico del Kyrie eléison
Padre San Pío de Pietrelcina
San Juan Crisóstomo
Uniones homosexuales: consideraciones



IGLESIA
Procede del hebreo qahal (AT), traducido al griego (NT) como ekklesia, y luego al latín eclessia, que significa "asamblea". La Iglesia es la asamblea convocada y compuesta por nosotros los bautizados y seguidores de Jesús resucitado, llamados y convocados en familia (Ef 2, 19) por Dios, especialmente en la liturgia eucarística (Misa) cada domingo, día del Señor. Como parte de esta Iglesia que es "una, santa, católica y apostólica", fundada sobre la roca de Pedro (Mt 16, 18), todos pasamos a ser miembros del Cuerpo de Cristo (I Cor 12, 12-31; Rom 12, 4-8), siendo Él la cabeza (Col I, 15-27; 3, 15; Ef 21, 1.22ss; 2, 16; 4 4-16; 5, 22-23). Como miembros de su Iglesia, de 1.1 billón de creyentes católicos en todo el mundo, todos nosotros amados de Dios (I Rom 8, 27; Tit 1, 1; 2 Tim, 2, 10) tenemos la misión de servir y propagar el mensaje de salvación en nombre de la Santísima Trinidad, comenzando con nuestros familiares, amistades, vecinos y compañeros de trabajo. ¡Que seas siempre luz y ejemplo de fe para otros en tu iglesia!


TIEMPO ORDINARIO
Las lecturas bíblicas y oraciones en cada Santa Misa son diversas y variadas, respondiendo a las festividades, solemnidades y tiempos del año litúrgico. Terminada la Navidad o la Pascua, nos reiniciamos en el Tiempo Ordinario (conocido también como durante el año), de unas 33 o 34 semanas. En el mismo no se celebra un misterio específico de la vida del Señor, como digamos, en los tiempos de Adviento, Navidad, Cuaresma o la Pascua. Estola

Durante el ciclo o año C, las lecturas del Evangelio son tomadas de san Lucas (el A corresponde a san Mateo, el B a san Marcos). Y las primeras lecturas corresponden a los libros de Isaías, Nehemías, Malaquías, Jeremías, Joel, Deuteronomio, Génesis, Éxodo, Josué, Samuel, Ezequiel. Las segundas lecturas de la celebración eucarística (Misa) son extractos de cartas de san Pablo, y a los Hebreos. Durante el Tiempo Ordinario el celebrante usa vestiduras de color verde, que simboliza esperanza.


CUERPO Y SANGRE DE CRISTO (Solemnidad de Corpus Christi)
Esta solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo (Corpus Christi) se comenzó a celebrar en Lieja, Bélgica, en el año 1246, extendiéndola el papa Urbano IV a toda la Iglesia Católica en el 1264 como la "conmemoración más célebre y solemne del sacramento memorial de la Misa". En muchas iglesias se venera con una procesión de la Santísima Eucaristía.

Es el mismo Jesús que está expuesto las 24 horas del día en muchas capillas y parroquias de tu localidad, donde nos aguarda siempre como testimonio de su deseo amoroso de permanecer con nosotros en las buenas y en las malas, hasta su segunda venida.
Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo
No lo dejes solo; cuéntale tus penas y alegrías. ¡Alábalo! ¡Únete hoy al grupo de adoradores del Santísimo Sacramento de tu iglesia o diócesis. Únete!
* Lea el mensaje del Papa sobre la adoración al Santísimo Sacramento.


PENTECOSTÉS
Significa 50 días, cuando transcurridos se cumplió la promesa de Jesús de enviarnos al Espíritu Santo, como se narra en Hechos 2, 1-13. Con los sacramentos del Bautismo y la Confirmación el Espíritu Santo reafirma que ahora somos hijos adoptivos de Dios, nuestro cuerpo es su templo y cada uno es ante el mundo carta de Cristo escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo (2 Cor 3, 3).
Fiesta de Pentecostés


ALELUYA
Es una expresión hebraica de alegría compuesta de las palabras "hallelu" (alabad) y "yah" (Yahvé); o sea, "Alabad a Yahvé", y que ha sido por siglos integrada a nuestra liturgia, especialmente en el tiempo pascual. Cuando exclames ese "¡Aleluya!" al Señor, que sea un grito de alabanza sincero y repleto de alegría para celebrar la victoria final.


PEZ
En los primeros siglos del cristianismo, en particular en aquellas regiones que sufrieron persecuciones y martirio en nombre de Cristo, el dibujo del pez fue utilizado como símbolo secreto. Los arqueólogos los han encontrado en fachadas de hogares, anillos, copas, gemas talladas, vasijas, documentos, lugares de culto, frescos, en sarcófagos y catacumbas.
IXTUS
El símbolo fue seleccionado porque la palabra "pez" en griego está compuesta de las cinco letras IXTUS, que forman el acróstico Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador (Iesoús Christós Theoú Uiós Sóter). Era, pues, una breve y expresa profesión de fe en la divinidad de Cristo, salvador de la humanidad.

En el siglo
II, Clemente de Alejandría recomendaba usar el símbolo del pez o la paloma como sello (Paedagogus, III, xi). En el Nuevo Testamento encontraremos referencias y asociaciones del pez o peces con Cristo, y en la iglesia primitiva hallaremos el pez asociado con la Eucaristía, como evidencian las pinturas en las catacumbas de Santa Priscila, de Domitila, San Calixto, en la Capella Greca y en la cripta de Lucina. Todos los bautizados somos como peces renacidos en Cristo que sólo podremos sobrevivir en la fe del agua bautismal, es decir en la gracia del Espíritu Santo.


PERSIGNARSE
Del latín per signum, "por la señal". Es trazar pausadamente tres cruces, con el dedo pulgar de la mano derecha. Una sobre la frente, luego los labios y el pecho, como protección divina sobre nuestros pensamientos, palabras y deseos. A la vez se dice la fórmula: "Por la señal de la santa cruz, líbranos Señor, Dios nuestro". Santiguarse, por otra parte, es hacer la señal de la cruz una sola vez, comenzando en la frente, el pecho, pasando al hombro izquierdo y luego terminando en el derecho.


ATRIO
Atrio de una iglesia Se le llama así al área exterior próxima a las entradas de las iglesias. Luego ya en el interior, donde se encuentran los bancos y se sitúan los feligreses, se conoce como "nave central". La sección arquitectónica elevada donde está el altar, el ambón y la sede (donde se sienta el que preside la Misa o acto litúrgico) se le denomina eclesiásticamente como "presbiterio".
A estos tres últimos muebles (ambón, altar y sede) se les conoce litúrgicamente, a partir del Concilio Vaticano II, como el "mobiliario tríptico".


PROCESO DE CANONIZACIÓN
Bienaventurado Juan Pablo II


*nota: la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II serán transmitidas en HD y 3D y proyectada gratuitamente en cerca de 500 cines alrededor del mundo. Busque la programación en su televisión para que "asista" junto a su familia a la gran e histórica ceremonia el domingo 27 de abril, 2014.

______________________

Comienza un proceso de canonización, después de estudios diocesanos y romanos, nombrando como Siervo de Dios a una persona que ha vivido santa y ejemplarmente.

Cuando, luego de investigaciones y entrevistas, se prueba que además vivió las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad) de modo heroico pasa con la aprobación vaticana a ser llamado Venerable.

Si Dios concede un milagro por intercesión del Venerable, luego de un escudriño profundo y certificación por peritos médicos y teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos, se le llamará oficialmente Beato o Bienaventurado.

Un segundo acto milagroso comprobado llevaría al beato a ser canonizado y declarado públicamente Santo por el Papa en una gran ceremonia en la Plaza de San Pedro, en Roma. Entonces se permite el culto universal a dicha persona como nuestro intermediario ante Dios.

Lee y fomenta lecturas de vidas ejemplares de santos de nuestra Iglesia, especialmente entre tus hijos, ya que todos estamos llamados a ser santos, así como nuestro Padre es Santo (Mt 5, 48).


Fotos a la izquierda: Juan Pablo
II y Juan XXIII (el Papa bueno).
Lea sobre los primeros siete santos del Año de la fe.


SANTO

"Santo" es el que vive y refleja con amor y gozo la presencia de Dios aún en las cosas sencillas de cada día, cumpliendo los 10 mandamientos y permaneciendo en gracia. Esta vocación a la santidad (Levítico 19, 2) la recibimos al ser bautizados (Rom 1, 7). La mayoría de los que han vivido santamente no los conocemos (Apocalipsis 6, 9-11); sólo algunos son reconocidos públicamente como tales y canonizados. En la fiesta veneramos a TODOS los Santos y pedimos su intercesión de manera especial al estar gozando de la visión beatífica, junto a quien alabamos diariamente con el tres veces "SANTO" en la liturgia eucarística, através de su Iglesia Católica esparcida por todo el globo.


CATECÚMENO
Es el que responde convertido al llamado de Cristo para unirse a su Iglesia Católica y se instruye catequéticamente por la Palabra de Dios para recibir los sacramentos de iniciación (bautismo, confirmación y eucaristía) durante la noche de la Vigilia Pascual. No te pierdas esta profunda y hermosa ceremonia cantada que comienza con el encendido del cirio pascual, la iluminación de la iglesia parroquial con cientos de velas encendidas festejando la resurrección de Cristo y la presentación de los catecúmenos ante nuestra comunidad católica.


HOSSANA
Del hebreo hosha'na, que equivale a nuestro "¡viva!", "¡hurra!". Recordarás que Jesús fue aclamado con ese "hossana" (¡viva el Mesías!) en su entrada triunfal a Jerusalén, y que celebramos el Domingo de ramos (Mt 21, 9). Como el "aleluya" (Alabad a Yavhé), el hossana también fue incorporado desde hace muchos siglos en nuestra liturgia; por ejemplo en el "Santo" exclamamos ¡Hossana en el cielo, bendito el que viene en el nombre del Señor!


JUEVES SANTO: INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA
Nuestro Señor Jesucristo no sólo nos amó tanto que se entregó para el perdón de nuestros pecados, sino que el Jueves Santo instituyó la Eucaristía para quedarse con nosotros bajo las humildes especies de pan y vino hasta el final de los tiempos. ¡Qué locura de amor divino! Y desde ese Jueves Santo, por más de dos mil años, nos reunimos junto a su mesa como aquel santo día en cada Misa. Y además lo tenemos expuesto en muchas capillitas parroquiales de Adoración Perpetua, abiertas las 24 horas del día. Allí te espera para que compartas tus alegrías y penas, porque Él es el amigo que nunca falla. No lo dejes solo. Visítalo todas las semanas y experimenta una transformación en tu vida como ocurrió con sus discípulos aquel Jueves Santo.


SIGNOS DE LA VIGILIA PASCUAL
HOMILÍA DEL PAPA EN LA VIGILIA PASCUAL
Dos grandes signos caracterizan la celebración litúrgica de la Vigilia pascual. En primer lugar, el fuego que se hace luz. La luz del cirio pascual, que en la procesión a través de la iglesia envuelta en la oscuridad de la noche se propaga en una multitud de luces, nos habla de Cristo como verdadero lucero matutino, que no conoce ocaso, nos habla del Resucitado en el que la luz ha vencido a las tinieblas. El segundo signo es el agua. Nos recuerda, por una parte, las aguas del Mar Rojo, la profundidad y la muerte, el misterio de la Cruz. Pero se presenta después como agua de manantial, como elemento que da vida en la aridez. Se hace así imagen del Sacramento del Bautismo, que nos hace partícipes de la muerte y resurrección de Jesucristo.
Homilía Vigilia pascual


CUARESMA
Estola Este tiempo litúrgico, que se remonta a los primeros siglos de la cristiandad, está dirigido a prepararnos para la Pascua, la fiesta mayor de nuestra Iglesia Católica. Consta la Cuaresma de 40 días (como los que pasó Jesús en ayunas en el desierto). Desde el siglo IV (San Jerónimo, Egeria) era ya conocida la Cuaresma o quadragésima, mientras que datos sobre los ayunos durante varios días en preparación a la Pascua se remontan a los siglos II y III.

En Roma en siglo IV, el ayuno se extendía hasta tres semanas. Durante este tiempo litúrgico, eran preparados los catecúmenos para los ritos de iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía). Esta etapa crucial en sus vidas implicaba muchas veces el posible arresto y hasta martirio en manos de las autoridades paganas, división entre familias por causa de la fe, persecuciones y exilios. Aún, como entonces, la noche de la vigilia pascual son presentados con gran alegría ante la comunidad de fe los nuevos cristianos tras ser bautizados en una ceremonia muy conmovedora entre los creyentes.
(Ver Mensaje del Papa para la Cuaresma).


AYUNO, ABSTINENCIA
Ayuno (del latín ieiunium) es privarse de una de las comidas del día por motivo religioso. Desde los inicios de la Iglesia se practica el ayuno (junto a la oración y la caridad) especialmente durante la Cuaresma como antesala para un encuentro personal y especial con Dios. Se observa el ayuno particularmente el miércoles de ceniza y el viernes santo, en los cuales hacemos además abstinencia, o sea, nos privamos en dichos días de comer carne. En el ayuno eucarístico nos abstenemos de comer una hora antes de comulgar, a menos que haya algún impedimento médico.


PENITENCIA INTERIOR
En este tiempo de Cuaresma estamos llamados de un modo especial a la oración, la penitencia y las obras de caridad. Pero la penitencia debe brotar sinceramente de nuestro interior para que las obras exteriores no sean estériles y engañosas. La penitencia interior es un retorno total, una conversión sin peros del corazón que rompe con el pecado, repugna las malas acciones y se abraza arrepentido y confiado a la misericordia de Dios. Que esta Cuaresma sea ocasión de tu entrega definitiva y personal a Cristo Jesús y, a través de Él, a los demás.

Como aquellos primeros católicos, en este tiempo cuaresmal debemos reflexionar muy profundamente en los grandes misterios de nuestra salvación, en especial la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, por medio de la oración, el sacramento de la reconciliación, lecturas, liturgias, retiros, visitas al Santísimo Sacramento, el ayuno y la abstinencia, devociones y obras de caridad, el estudio bíblico, participación en el Vía Crucis, entre otras prácticas abundantes entre nuestra riqueza católica. Este es un tiempo de conversión, de cambio, de buscar reconciliados y arrepentidos a Jesús; de meditar cuán auténtica es nuestra amistad con Él, quien por nosotros se ofreció sin reservas al sacrificio como cordero llevado al matadero. Él aguarda por nosotros. Por su sangre fuimos redimidos, y con el signo de su santa Cruz se firmó una nueva alianza gozosa entre Dios y la humanidad.

¡VEN SEÑOR JESÚS!
Proviene del arameo Maranathá (usada por Pablo en I Cor 16, 22,y mencionada en Apocalipsis 22, 20 y en la Didakhé). De uso muy común en la iglesia primitiva e incorporada en nuestra liturgia después de la consagración cuando, como profesión de fe, exclamamos: "Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ¡Ven Señor Jesús!". Para los nocristianos se refiere al "fin del mundo", pero para nosotros es un llamado a la segunda venida triunfal (parusía) de Nuestro Señor, con toda su gracia y majestad.


MIÉRCOLES DE CENIZA
Este miércoles 5 de marzo del 2014 comienza el Tiempo de Cuaresma, con la imposición de las cenizas. Se inician así los 40 días antes de la Pascua. Desde la Antigua Alianza, la ceniza era utilizada como signo de afiliación y de penitencia (ver 2 de Samuel 13,19; Ester 4,1:3; Daniel 9,3; 1 Macabeos 3,47). En los primeros siglos de nuestra Iglesia, los penitentes -a partir de este día- se rociaban las cabezas con cenizas (simbolizando lo efímero y mortal de nuestras vidas terrenas). También se vestían con sacos, hasta que eran recibidos en la Iglesia, arrepentidos de sus pecados y reconciliados el Jueves Santo. Ya en el siglo IX se extendió la práctica de imponer las cenizas en la frente a todos los fieles.

En la liturgia de este día se usan una de estas dos fórmulas “Acuérdate de que eres polvo y en polvo te convertirás” (Gn. 3,19), o “Arrepiéntete", o "Conviértete y cree en el evangelio” (Marcos 1,15), siendo esta última la más comúnmente dicha en nuestras parroquias tras el Concilio Vaticano
II. En este tiempo cuaresmal la Iglesia nos recuerda, de un modo especial, nuestra condición de pecadores y la necesidad de hacer penitencia y de conversión en Cristo Jesús: eje central de nuestra salvación.


JUAN BAUTISTA
Juan proviene del hebreo Johanan, que significa Dios se ha complacido. Es el profeta de fuego que vino a preparar el camino del Mesías predicando en el desierto de Betania, junto al río Jordán. Sus seguidores debían ser bautizados sólo después de reconocer y arrepentirse de sus pecados, hacer penitencia y prometer un cambio moral en sus vidas. Jesús se bautizó, no porque tenía pecados, sino para cargar en sus hombros los nuestros y purificarnos con su segundo bautismo: el de su muerte y resurrección. Juan el Bautista denunció sin temor la inmoralidad del rey Herodes Antipas que vivía con su cuñada, lo que le costó al profeta la cárcel y degollamiento. El bautismo de Juan era de agua, pero el de Jesús, al igual que el nuestro cristiano, es con el Espíritu. Tras tu bautismo, ¿cumples aún con las promesas de conversión en Cristo y das testimonio de tu fe católica?


BAPTISTERIO
Es el lugar del templo parroquial destinado a la celebración del bautismo. En nuestras iglesias latinas coloniales se colocaba una pila bautismal en la entrada o vestíbulo de la iglesia para resaltar que es el sacramento de iniciación cristiana a través del cual entramos a ser miembros de la Iglesia e hijos adoptivos de Dios. En la pila bautismal se practica el rito por infusión (derramando el agua bendita sobre la cabeza del bautizado). Actualmente, en las arquitecturas modernas, se usa en cambio la fuente bautismal que permite el rito por inmersión. Del cirio pascual -símbolo de Cristo resucitado- se toma la llama para la vela de los bautizados, ahora iluminados para ¡iniciar una vida nueva en Cristo Jesús!


ASPERSIÓN
Es el acto de asperjar (del latín aspergere), o sea rociar o derramar agua bendita sobre los fieles u objetos para bendecirlos. Es un rito de purificación bautismal (Tim 3, 5; 1P 3, 20-21) que se realiza en el tiempo pascual en la Misa en lugar del acto penitencial.
Para asperjar se usa en ocasiones una rama parecida a la del arbusto oloroso llamado hisopo, como en las ceremonias judías (Ex 12, 22). Por ello, se llama también así al instrumento de mango largo rematado con una bola metálica con orificios que ayudan a esparcir el agua bendita. El recipiente que contiene el agua bendita se llama acetre (ver lámina a la derecha).
Acetre e hisopo


EPIFANÍA
Proviene del griego epipháneia, y significa "manifestación". La Iglesia viene celebrando la Epifanía desde el siglo IV, y en España desde hace 1,628 años atrás. En varios de nuestros países hispanos se comenzó a partir del siglo 15. Los primeros misioneros franciscanos introdujeron en la época de la conquista las presentaciones en figuras de "pesebres" o "nacimientos" en las iglesias.
Epifanía del Señor
En este tiempo litúrgico se conmemoran las manifestaciones de Jesús en la adoración de los Magos de Oriente, en el bautismo de Jesús y en las bodas de Caná. En muchos países latinoamericanos, el día de la Epifanía los Reyes Magos obsequian a los niños con golosinas o regalos y en las iglesias y hogares es día de gran fiesta y alegría que se refleja en las comidas típicas, decoraciones y preciosos villancicos a los magos y al Niño Dios. ¡Feliz Día de Reyes!


NAVIDAD
Proviene del latín nativitas, y se refiere al nacimiento de Jesús, nuestro Salvador, el 25 de diciembre, la celebración más santa de la Iglesia después de la del misterio Pascual. La noticia más histórica que conserva la Iglesia de Roma procede del cronógrafo copiado por Furio Dionisio Filócalo, que se remonta al año 336. La Navidad ya se celebraba a finales del siglo IV, por ejemplo: en el Norte de África (360), en Constantinopla (380), en España (384) y en Antioquía (386), entre otros. La característica más visible de este tiempo es la acumulación de fiestas: la de la Sagrada Familia, la de Santa María Madre de Dios, la Epifanía (6 de enero) y la fiesta del Bautismo del Señor. Además, en los días 26, 27 y 28 las fiestas de san Esteban, san Juan Evangelista y los Santos Inocentes. ¡Que el gozo de la redención de aquel pesebre de Belén habite y reine siempre en tu corazón!


INMACULADA CONCEPCIÓN
El 8 de diciembre de 1854 el papa Pío IX proclamó este dogma, el cual significa que María, la Madre de nuestro Señor "llena de gracia" (Lucas 1, 26-38), fue concebida sin pecado original. "Inmaculada" viene de la palabra en latín "macula", con macha, por lo que inmaculada literalmente es la "sin mancha". Así se identificó la Virgen en las apariciones de Lourdes, y por ello en nuestros pueblos latinos se exclama: ¡Ave María purísima, sin pecado concebida!

Las primeras referencias al culto mariano se remontan al siglo II con la homilía de san Melitón de Sardes. Ya en el siglo IV se destaca la figura de María en las fiestas de Navidad y Epifanía. Las fiestas propiamente marianas surgen después del Concilio de Éfeso del año 431.
(Foto: Pío IX, quien también convocó el Concilio Vaticano I)


ADVIENTO
Estola de Adviento Viene del latín adventus que significa "venida". Con el Tiempo de Adviento, la Iglesia inicia el nuevo año litúrgico preparándonos para la venida histórica de Nuestro Señor encarnado (25 de diciembre) y para su Segunda venida triunfal al final de los tiempos. Las vestiduras del celebrante ya no serán de color verde como en el Tiempo Ordinario, sino moradas. Medita las lecturas de este tiempo para que "tu Adviento" sea uno de recogimiento y gozo para la pronta llegada de Jesús en tu vida y la de tus seres queridos.

El Adviento nos recuerda que Dios sigue presente en el mundo


CORONA DE ADVIENTO
En los hogares católicos pueden expresarse simbólicamente este deseo por la llegada del Señor con una pequeña corona de Adviento sobre la mesa de la sala o comedor. Uno de los miembros de tu familia enciende una de cuatro (o cinco) velas cada domingo junto a una lectura bíblica de las celebraciones eucarísticas o Misas de este tiempo de Adviento, haciendo un propósito o compromiso personal y sencillo; por ejemplo los niños pueden proponer mantener su cuarto arreglado, ayudar en la cocina, no contaminar el ambiente, auxiliar a un necesitado...
Los ramos verdes en forma de círculo alrededor de las velas nos recuerdan que Dios es un Dios vivo que no tiene principio ni fin. Las coronas con una quinta vela blanca se enciende el 25 de diciembre, y nos recuerda que ¡Cristo es la luz del mundo!


GAUDETE
Se le llama así en la Iglesia Católica al 3er. Domingo de Adviento, porque en alguna de sus dos primeras lecturas durante la liturgia de la Palabra se mencionan las palabras ¡Regocíjate! o ¡Alégrense! o sea, GAUDETE en latín. Por ejemplo, encontrarán un "regocijarán" en la liturgia del 2013 (15 de diciembre) en la primera lectura del libro de Isaías (35, 1-6a. 10), además de la Antífona de entrada (Flp 4, 4.5).

El celebrante usualmente usa la casulla color rosa que simboliza alegría. También en este día se enciende la vela rosada de la corona de Adviento.

Las lecturas nos exhortan a no temer ya que pronto llegará el Dios de justicia y salvación cuya escolta será el gozo y la dicha, por lo que debemos esperar con paciencia, manteniendo firme el ánimo; ¡el Señor está cerca!...
Gaudete - La alegría del tiempo de Navidad


AMÉN
Jesús, aunque hablaba arameo, usaba frecuentemente esta expresión de origen hebreo que significa "así es", "es verdad" o "así sea". Aparece unas 85 veces en el Nuevo Testamento. Jesús mismo le dio a este término un sentido nuevo, desconocido hasta entonces en la literatura rabínica. Ante la Palabra de Dios, al final de nuestras plegarias y expresiones de fe respondemos también con un "amén", como fórmula de compromiso, aprobación y confianza en el gran amor de Dios y su Santa Iglesia. ¡Que nuestro "amén" sea siempre claro, sincero y repleto de fe!


AMBÓN
Palabra de origen griego y latín que significa lo que sobresale. Es la mesa colocada en el lado izquierdo del presbiterio, reservado por la dignidad de la Palabra de Dios para leer y proclamar las lecturas bíblicas durante la Liturgia de la Palabra, mediante el Leccionario y el Evangelario, predicar la homilía y recitar la oración de los fieles. De esta mesa del ambón se sirve y alimenta al pueblo de Dios con la Palabra de vida, y del ambón luego se pasa a la mesa del altar en la Liturgia de la Eucaristía para recibir la Palabra de Dios encarnada, o sea, el Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo.
Ambon.jpg

Con el Concilio Vaticano II, el ambón sustituyó al atril y el púlpito. Litúrgicamente, la mesa del ambón debe ser construido de materiales iguales o semejantes a la mesa del altar para resaltar su la importancia paralela y análoga de la liturgia eucarística de las dos mesas.


TRINIDAD
Se refiere a las tres divinas personas que habitan en un solo Dios: el Padre, el Hijo (Jesús) y el Espíritu Santo. Es el misterio central de la fe cristiana. En Mt 28, 19 se expresa la fórmula trinitaria más clara: Vayan y hagan discípulos míos bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. En esta fiesta litúrgica les deseamos que La gracia del Señor Jesucristo y la caridad de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes (2 Cor 13, 13).


LITURGIA
Habrás oído en muchas ocasiones "celebración litúrgica", "acto litúrgico", etc. ¿Pero qué significa "liturgia"? Gran parte de nuestras palabras de uso diario en español provienen del latín y el griego, y "liturgia" es una de ellas. La palabra "liturgia" se compone de dos palabras griegas antiguas que significan "acto público". Con la palabra "liturgia" nos referimos en la Iglesia al acto o culto que la comunidad rinde a Dios Padre mediante rezos, cantos y ritos junto a Cristo Sacerdote. La celebración litúrgica por excelencia es la Santa Misa.


ASUNCIÓN DE MARÍA
La fiesta de la Asunción celebra el paso de María a los cielos al final de su vida. En el siglo V se celebraba el 15 de agosto la festividad del descanso de María en su caminar de Jerusalén a Belén, llamándosele Theotokus, la fiesta de la Madre de Dios. El emperador Mauricio extendió la celebración del 15 de agosto a todo el imperio al final del siglo VI, adoptándola a la mariología la Iglesia con sede en Roma al siguiente siglo. El Antiguo Testamento describe la asunción de Elías y la tradición judía creía que lo mismo habría ocurrido con Moisés, Isaías y otros profetas, tomados al cielo por sus testimonios y estrecha relación con Dios. María, como figura de la Iglesia, hace eco a la dama en el libro del Apocalipsis cap. 12. Dios la había seleccionado como su preferida por medio de su ángel en la Anunciación para abrigar en su seno al Hijo de Dios, al descender sobre ella el Espíritu Santo y vivir la Palabra Eterna a través de toda su vida. La antiguedad cristiana señala que María viajó con el apóstol Juan a Éfeso, Asia Menor, mientras otra tradición la sitúa en Jerusalén donde con los años descansó "dormida" al final de su vida en esta tierra.
Asunción de María
Ninguna comunidad se atribuye poseer los restos de la Madre de Jesús. En 1950, Año Mariano, el papa Pío XII proclamó como dogma en la constitución apostólica Munificentissimus Deus (El más munificente Dios), que María, concebida inmaculada, fue asunta a la gloria celeste en cuerpo y alma.

Varios escritores de la antiguedad cristiana ya se expresaban sobre esta creencia, Por ejemplo, San Juan Damasceno, en el siglo VII, escribe: "convenía que aquella que en el parto había conservado íntegra su virginidad, conservase sin ninguna corrupción su cuerpo después de la muerte; convenía que aquella que había llevado en su seno al Creador, hecho niño, habitara en la morada celeste; convenía que la Esposa de Dios entrara en la casa celestial; convenía que aquella que había visto a su Hijo en la Cruz, recibiendo así en su corazón el dolor de que había estado libre en el parto, lo contemplase sentado a la diestra del Padre; convenía que la Madre de Dios poseyera lo que corresponde a su hijo y que fuera honrada como Madre y esclava de Dios por todas las criaturas (Homilía en la dormición de la Virgen: PG 96,742).

En el Concilio Vaticano
II (1962-65) se expresó que: “la Madre de Jesús, de la misma manera que, glorificada ya en los cielos en cuerpo y alma, es imagen y principio de la Iglesia que habrá de tener su cumplimiento en la vida futura, así en la tierra precede con su luz al peregrinante Pueblo de Dios como signo de esperanza cierta y de consuelo, hasta que llegue el día del Señor" (Constitución dogmática Lumen gentium, n.68; cfr. Sacrosanctum Concilium, n.103).


BIBLIA
"Byblia" es el plural de la palabra griega "byblos", el libro. La Biblia o Santa Escritura está compuesta de libros inspirados por Dios durante más de mil años, entre el siglo X antes de Cristo y el I después de Cristo, y por ende la colección muestra diferentes autores y estilos literarios. La Biblia es la Palabra viva de Dios que relata su relación con el pueblo Israel, por medio de Moisés, y que llega a su plenitud con Jesús en una nueva alianza. La biblia hebraica incluye 24 libros. La católica, que acepta todos los libros escritos en griego venerados como divinos fuera de Palestina, está formada de 46 del Antiguo Testamento y 27 de Nuevo, para un total de 73. Los libros se agrupan en: (1) Antiguo/Viejo Testamento, escritos mayormente en hebreo con algunas partes en arameo; y (2) en Nuevo Testamento, escrito en griego. El término testamento corresponde al hebreo "berit" y al griego "diatheké", que significan "alianza". Durante más de 20 siglos, la Biblia ha sido parte integral de la fe y liturgia católica. En la celebración eucarística (Misa), por ejemplo, es el centro en la liturgia de la Palabra, tema en las homilías; aparece en sus salmos, las preces, himnos y cantos. Tras Lutero en el siglo 16, los protestantes removieron los libros de Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc, y I-II de los Macabeos, sin contar algunos suplementos a los libros de Ester y de Daniel. La Biblia, el libro más traducido y editado del mundo, debe ser abordado con la fe en la caridad, en la Iglesia que nos la entrega y en el Espíritu que vivifica a la letra y santifica a su Iglesia.


LITURGIA DE LA PALABRA
La Santa Misa, celebración litúrgica por excelencia, se compone de dos partes principales: la liturgia de la Palabra y la liturgia de la Eucaristía. La liturgia de la Palabra incluye tres lecturas bíblicas. La primera usualmente del Antiguo Testamento, la segunda una carta de San Pablo y la tercera tomada de uno de los evangelios. Al proclamarse la Palabra de Dios como acontecimiento salvador, Dios nos habla y todos respondemos con el compromiso de recibirla y renovar nuestras vidas, con la esperanza y gozo de la salvación por medio de Cristo, nuestro Señor.


JESÚS
Es la transcripción griega del hebreo Yoshúa, que significa "Dios salva". Fue un nombre común en la Palestina hasta mediados del siglo I. En cambio "Cristo", del griego Christós, quiere decir "el Ungido" del Espíritu. Que tus labios siempre pronuncien su santo nombre cuando te encuentres o sientas solo o sola ante la adversidad, la tribulación o el dolor. ¡Y cuando el gozo y las buenas noticias lleguen a tí o a los tuyos!

CASULLA
Proviene del latín casula. Es la vestimenta que usa durante la Misa el sacerdote encima del alba (la túnica blanca) y que lleva el color correspondiente al año litúrgico que celebramos en la Iglesia Católica. Por ejemplo, habrás notado que hasta el domingo previo al Adviento, el celebrante viste la casulla de color verde, el correspondiente al Tiempo Ordinario. Los colores litúrgicos aparecen ya en el siglo 9, y se consolidan en el siglo 16, tras el Concilio de Trento.
Casulla sacerdotal
Casulla para el Tiempo de Cuaresma

ALBA
Proviene del latín albus: "blanco". Es la túnica blanca que visten los sacerdotes, diáconos y monaguillos en las Misas y otras celebraciones litúrgicas, así como los adultos bautizados en la vigilia pascual. Se ajusta en la cintura con el cíngulo, o cinturón. Usualmente durante la celebración eucarística (MIsa), el celebrante se pone la casulla encima del alba. Antiguamente usaban este tipo de túnica los griegos y romanos. El alba era propia también de los cristianos hasta el siglo IV. En el año 830,el papa León IV la reservó sólo para los clérigos.
Alba sacerdotal

CÁLIZ
Es la copa que se utiliza para consagrar el vino a ser convertido en la Sangre de Cristo durante la celebración eucarística (Misa). Proviene del latín calix. A partir del siglo V comenzaron a ser usados aquellos hechos en metal, en vez de cerámica o cristal. El cáliz es uno de varios objetos sagrados de nuestra liturgia. Beber el cáliz es un acto de comunión con los demás que comparten nuestra fe católica y un comprometerse con la causa salvífica de Nuestro Señor Jesucristo.
Cáliz

SAGRARIO
Desde los primeros siglos, la Sagrada Eucaristía se guardaba para los enfermos que no habían podido asistir y participar en la Misa en un sitio recogido como es la sacristía, de donde luego se les llevaría a sus hogares. A partir del siglo 16, es el sagrario o tabernáculo el lugar donde se guarda y conserva en un copón bajo llave la Santísima Eucaristía, usualmente al fondo del presbiterio, junto al que hay una lamparilla o vela encendida, indicando la presencia real de Jesús en dicho sagrario.
Sagrario.jpg
Sagrario (tabernáculo)
Al cruzar o pasar frente al Él (Jesús sacramentado) se hace una genuflexión reverencial a nuestro Dios sacramentado, allí siempre presente esperando por ti. En décadas recientes se han construido en muchas iglesias parroquiales del mundo capillitas expresamente para la Adoración eucarística, muchas de ellas abiertas las 24 horas del día. Si en tu ciudad hay una, no pierdas el privilegio de ¡estar junto a Jesús sacramentado!

GENUFLEXIÓN
Es el acto de adoración al Señor, especialmente cuando está presente eucarísticamente en el sagrario (tabernáculo), que consiste en doblar la rodilla derecha hasta tocar el suelo. La genuflexión se hace siempre despacio y con devoción en dirección hacia el sagrario cuando llegas o te vas de la Iglesia (saludando o despidiéndote así de Jesús), cuando pasas o te paras frente al sagrario, vas a abrirlo o cerrarlo. Si el Santísimo Sacramento está expuesto el gesto de alabanza y humildad se hace arrodillándonos con las dos rodillas e inclinando la cabeza. ¡Incorpórate al grupo de adoración a Jesús Sacramentado de tu parroquia como parte de tu relación personal con Cristo y crecerás en espíritu y gracia!

BENEDICTO XVI
Nos llenamos de júbilo ante la visita de nuestro Papa a este país -bajo el lema Jesús es nuestra esperanza-, durante los días martes 15 (Washington D.C.) a domingo 20 de abril (Nueva York). José Ratzinger nació en el sur de Alemania en 1927, y celebrará aquí sus 81 años de edad. Sus padres, de humilde origen, se llamaban "María" y "José", una hermana también de nombre "María" y su hermano "Georg", quien es también sacerdote.

Más de 260 obispos de Roma han sido sucesores del apóstol Pedro, siendo ahora Benedicto XVI la cabeza de 1.1 billón de católicos, la iglesia cristiana más grande del orbe.

State of the Church
Libros escritos
por el cardenal Ratzinger (Papa Benedicto XVI)
Hasta ahora, Benedicto XVI ha escrito dos encíclicas (Dios es amor y Salvados gracias a la esperanza; una tercera en camino será de tema social. Ha escrito, además, más de 30 libros, beatificado a 563 personas y 14 canonizados. Los exhortamos a seguir su travesía pastoral (mensajes, reuniones y misas) en los EE.UU. en el canal católico EWTN. Unámonos en oración para que su visita sea fructífera y llena de bendiciones para mayor gloria de Dios y su Santa Iglesia.

EVANGELARIO
El "evangelario" es el libro que contiene las lecturas del evangelio a ser leídas cada domingo en la celebración eucarística (Santa Misa), y que varían según el año litúrgico que se inicia en cada Adviento, comenzando esta vez con el año "C", que notarás son en su mayoría tomadas del evangelio según san Lucas. En la procesión de entrada al inicio de la Santa Misa, el evangelario es llevado elevado con veneración hasta ser colocado sobre el altar con la portada mirando hacia la feligresía o sobre el ambón. Por ser Palabra de Dios, todos oímos su proclamación de pie y con gran atención. Al terminar de proclamarla, el celebrante besa el evangelario en signo de veneración.

Cuando te marches a tu hogar, medita qué mensaje personal Dios tenía para tí en estas santas lecturas. Y enseña a tus seres queridos a hacer lo mismo y verás cómo todos crecerán en la fe.

EVANGELIO
Es de origen griego y significa la "buena nueva". Es la "gran noticia" de Cristo sobre el Reino de Dios y su mensaje de salvación. Son cuatro los evangelistas que narran la vida de Jesús: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Cuando se proclama el Evangelio en la Santa Misa se hace de pie, con gran atención, reverencia y meditando qué mensaje personal tiene Jesús para tí. Enséñales a tus hijos a hacer lo mismo, y platica luego con ellos en tu hogar sobre el contenido de la sagrada lectura dominical. ¡Verás como crecerán en la alegría de la fe!

SACRISTÍA
Es el lugar en nuestras iglesias donde se guardan las vestiduras, libros y objetos necesarios para las celebraciones litúrgicas. En nuestras iglesias coloniales se edificaban al lado del presbisterio, pero en las de estructuras modernas es común construir las sacristías en un lugar más próximo a la entrada del templo, de donde se parte en procesión para comenzar la Misa.

PATENA
Del griego phatne, "plato". La patena es el platillo redondo, usualmente de metal y color dorado, donde el sacerdote deposita la hostia grande y redonda, en la celebración eucarística (Misa).

COPÓN
Es el vaso sagrado, en forma de copa ancha con tapa, donde se guardan las hostias consagradas y que se utiliza para dar la comunión durante la celebración eucarística (Misa).

CRISTIANO
Es el que cree, sigue y cumple los mandamientos y enseñanzas de Cristo, tras recibir el sacramento del bautismo. Nadie va al Padre sino es por Él. Fue en Antioquía, ciudad de Siria, donde los seguidores de Cristo (el Ungido, el Mesías) comenzaron a ser llamados "cristianos" (Hechos 11, 26). Todos los católicos somos cristianos, pero no todos los cristianos son católicos. Oremos para que todos seamos uno en Cristo, quien es el Camino, la Verdad y la Vida (Juan 14, 6).

LECCIONARIO
Del latín lectio, "lectura". Es el libro litúrgico que contiene de forma ordenada, según los tiempos y ciclos litúrgicos, las lecturas bíblicas a ser proclamadas en la celebración eucarística o Misa, así como las lecturas para los sacramentos y la liturgia de las horas. El primer elemento importante de la celebración litúrgica es la lectura de la Palabra de Dios, quien tiene la prioridad y se responde con la profesión de fe (Credo), la plegaria y el canto.

MINISTERIO DE LOS LECTORES
Ministerio significa "servicio" (del latín ministerium, y del griego diakonía). A imitación de Jesús que no vino a ser servido, sino a servir (Mt 20, 28). Entre los ministerios instituidos por la Iglesia Católica, se encuentran los litúrgicos, entre ellos el de los Lectores o Proclamadores de la Palabra.

Estos tienen la responsabilidad de ofrecer con devoción y efectividad a la feligresía, desde la mesa del ambón, el pan de vida a través de la primera y segunda lectura de las Sagradas Escrituras en la parte inicial de la Cena eucarística (la liturgia de la Palabra). Estas santas lecturas anteceden y complementan el segundo alimento que recibimos durante la Misa, esta vez desde la mesa del altar, con el Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo (liturgia de la Eucaristía).

AÑO PAULINO
La Iglesia Católica en todo el mundo comienza este sábado 28 de junio la celebración del Año Paulino, convocado por el papa Benedicto XVI, y que se extenderá hasta el 29 de junio del 2009. Conmemoramos los dos mil años del nacimiento de san Pablo, el apóstol de los gentiles. En este jubileo, la Iglesia nos invita a descubrir la figura del Apóstol, profundizar sobre su pensamiento y enseñanzas de fe, esperanza y caridad, y releyendo sus 14 cartas dirigidas a las primeras comunidades cristianas. Además, el Papa nos exhorta a revitalizar nuestro llamado a evangelizar entre nuestras familias, amistades y comunidad parroquial y trabajar y orar por la unidad de todos los cristianos.
>San Pablo
Año paulino:
28 de junio 2008
al 29 de junio del 2009

Para captar esta dimensión ecuménica de este jubileo paulino, el domingo 29, solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, Benedicto XVI celebrará la Eucaristía (Santa Misa) en la basílica vaticana con la participación del patriarca ecuménico Bartolomé I, líder de la Iglesia Ortodoxa. El Patriarca Ecuménico de Constantinopla y el Santo Padre pronunciarán la homilía y proclamarán juntos la profesión de nuestra fe, el Credo niceno-constantinopolitano. Durante el viaje de Benedicto XVI a Estambul (Turquía) en 2006, el Papa y Bartolomé I habían firmado una declaración conjunta en la que renovaron el compromiso de trabajar en aras de la plena comunión de los cristianos de Oriente y Occidente, separados a partir del cisma del año 1054.

| El Arzobispo Romero : profeta y mártir de nuestro tiempo |
| Curas felices | La vocación a la santidad |
| Oraciones por las vocaciones |
| Temas sobre la Cuaresma |

PReb.com


¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2014, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved