Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: De tiendas: Otros: PReb.com



Stories from Puerto Rico:
Leyendas de Puerto Rico






Imposing Decency
Imposing Decency:
The Politics of Sexuality
and Race in Puerto Rico,
1870-1920






Voces de la cultura
Voces de la Cultura
Sobre 300 páginas
con mapas antiguos, fotos,
carteles, pinturas,
documentos, entrevistas, postales, etc.




PReb: Puerto Rico en breve

Rincón poético


José Antonio Dávila

por fray Mario A. Rodríguez León, O.P.

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir





A FECUNDA, pero breve vida de José Antonio Dávila está rodeada de intensas experiencias, aguda inteligencia y sensibilidad, asiduas lecturas, buenos amigos, grandes amores, poesía, música, arte y nostalgia...

Después de finalizar sus estudios de medicina en 1924, y su especialización en Urología, que terminó en 1926, en el estado de la Florida, al año siguiente, con tan sólo 27 años, su vida quedó marcada por el signo inexorable de la muerte.

En 1930 regresó a su tierra natal y fue testigo de unos años de efervescencia política y cultural de gran intensidad en Puerto Rico. Por momentos, pareció recuperarse de su terrible enfermedad [tuberculosis] y trabajó como médico en Humacao, Bayamón, Naguabo y San Juan.

El poeta-médico, de mirada penetrante, finos ademanes y figura esbelta, es un hombre que sabe cultivar amigos. Son frecuentes las tertulias, las declamaciones poéticas y la buena oratoria. En ese periodo vivió momentos de febril actividad creadora que le rindieron excelentes frutos. El padre Juan Vicente Rivera Viera (1884-1953), también poeta y escritor, era uno de sus mejores amigos. Entre ambos era frecuente el diálogo y la comunicación epistolar sobre poesía, arte, filosofía y crítica literaria.

José Antonio Dávila durante sus años en búsqueda de su recuperación en diferentes ciudades de los Estados Unidos, tiene tiempo para leer, traducir, reflexionar y escribir.

De sutil inteligencia, atesoraba una cultura oceánica. Regresó a su amada patria junto con sus familiares, y en su querido Bayamón vivió en su casita de enfermo, que él llamaba "Sancto Sanctorum", lugar de recogimiento, tertulia y soledad bajo la sombra de un frondoso flamboyán.

En 1940 el Ateneo Puertorriqueño publicó su libro Vendimia que, de acuerdo con José A. Balseiro:

"Con este libro la literatura puertorriqueña puede ufanarse de merecer nuevas albricias. Y en la lírica Hispanoamericana fulgura otro nombre distinguido: José Antonio Dávila". El laureado escritor no sólo se destacó como poeta, también escribió prosa y como crítico literario se preocupó por la cultura nacional puertorriqueña.

En 1940, con la publicación del libro Juegos y canciones infantiles de Puerto Rico de María Cadilla de Martínez, J.A. Dávila señaló lo siguiente:

...se nos negó la enseñanza de nuestra propia historia y
se nos apretujó el esófago intelectual con una dieta de
tradiciones forasteras designadas a reemplazar las
tradiciones hispanoisleñas que, por ley natural y
coherencia histórica, teníamos derecho a y necesidad
de aprender
...

J.A. Dávila escribió para las principales revistas y periódicos del país. Colaboró en Alma Latina, La Revista del Ateneo Puertorriqueño, El Mundo, El Imparcial, el Puerto Rico Ilustrado y La Correspondencia de Puerto Rico. Después de su muerte, se publicaron Almacén de Baratijas (1942) Motivos de Tristán (1957) y Poemas (1964), con un prólogo de Laura Gallego.

Hombre de preocupaciones filosóficas y de angustioso sentimiento espiritual afirmaba:
"Creo en un Dios que definir no puedo. Y amé el arte y a Dios... a mi manera". Ante su enfermedad y consciente de la proximidad de la muerte, el poeta asumió su destino final como un hecho natural "y a la tierra bajaremos por esa milagrosa ley que rige los mundos en cadencia divina". La poesía de J.A. Dávila es "de acrisolada y cristalina elevación lírica", como la describe Josefina Rivera de Álvarez.

Censos de Puerto Rico
Busca tu familia
y antepasados en los
CD/Censos
de Puerto Rico

Para José Emilio González: "La poesía de José Antonio Dávila parte del centro de la experiencia humana, del Yo, de la vida de la conciencia, en todo lo que ésta tiene de sentires y pensares... En la poesía de José Antonio Dávila está su alma entera, de cuerpo presente".

AL PARTIR
(J.A. Dávila)

Quiero oir de tu voz el suave timbre
que como una caricia en mi alma dejas,
y contemplar la primorosa urdimbre
esmaltada y sutil de tus quejas.

Quiero verme otra vez en tus pupilas
llenas de luz de lágrimas, y quiero
bajo las negras y curvadas filas
de tus pestañas, verme prisionero.

Quiero antes de partir, entre la palma
de tu nítida mano, tenue y suave,
en un beso de amor, dejarte el alma;
cerrar sobre él tus dedos uno a uno,
para que vuele el beso como un ave.


Lea la biografía del padre de José Antonio: Don Virgilio Dávila.






Visite nuestra sección "Genealogía"
Apellidos: siglo 19Apellidos: Grito LaresArchivo General de Puerto Rico
Archivo Arquidiócesis de San Juan
Archivo Arizmendi en Bayamón
Archivos y Parroquias de Puerto Rico

Tablas de censos
Fichas de contenido: preguntas, respuestas
Libros : Genealogía y Heráldica

Censos de Puerto Rico: 1910, 1920, 1930


PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2014, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved-vvis