Subscríbete aquí


Secciones: De tiendas: Otros:


PReb.com


Indispensable
"Indispensable" litografía
Adquiérala aquí





El día menos pensado
Libros de Historia
Fernando Picó, S.J.





Empire and Antislavery
Empire and Antislavery:
Spain, Cuba
and Puerto Rico, 1833





The Puerto Rican Nation
The Puerto Rican
Nation on the Move





Boricuas
Boricuas: Influential
Puerto Rican Writings
An Anthology





Cocina Criolla
Cocina Criolla


Anota lo que buscas en PReb.com


Blessed Among All Women How to read the Bible The Modern Catholic Encylcopedia Let God's Light Shine
Blessed Among All
Women: Women
Saints, Prophets,
and Witnesses
for Our Times
How to Read
the Bible:
History, Prophecy,
Literature

Premio CPA
The Modern
Catholic Encylcopedia

Premio CPA
(Catholic Press
Association)
Let God's Light Shine
Forth: The Spiritual
Vision of Pope
Benedict XVI

PReb: Puerto Rico en breve


Rectificación histórica manatieña
La fundación de Manatí

Por José Antonio Oquendo Pabón

(c) CopyRight - Prohibido copiar, reproducir


Archivos General de Puerto RicoCensos de Puerto Rico
Archivos General de Puerto RicoEl Archivo General de Puerto Rico
Partidas parroquiales de Toa AltaLas partidas parroquiales perdidas de Toa Alta
Archivos Arquidiocesano de San JuanEl Archivo Arquidiocesano de la Diócesis de San Juan
Archivos y parroquias de Puerto RicoArchivos de Puerto Rico: Información, direcciones y teléfonos
Registro de la Propiedad de Puerto RicoEl Registro de la Propiedad de Puerto Rico
Libros parroquiales de AguadaLos Libros parroquiales de Aguada

Villafañe

n ocasión de las fiestas patronales del pueblo y parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria y el Apóstol San Mateo de Manatí, celebradas en torno a la festividad de la Presentación de Jesús en el Templo de Jerusalén, deseamos hacer una rectificación histórica.

Si le preguntamos a los manatieños cuál es el nombre del fundador de su pueblo, la mayoría respondería que el fundador poblador fue don Pedro Menéndez de Valdés. Si le preguntásemos sobre los que fundaron el pueblo con él, la respuesta sería que no saben o que fueron unos criollos. Ambas respuestas son correctas si consideramos que esto es lo que se enseña y contienen los libros sobre la historia de Manatí. El problema es que ¡las respuestas, la enseñanza y los libros son incorrectos! Nos explicamos.

Existe en las Actas del Cabildo de la ciudad de San Juan de Puerto Rico, un caso(1) muy singular. En el 1810 don Tiburcio Durán de Villafañe compra (era legal hacerlo en esos tiempos...) una posición de Regidor de la capital (2) después de haber servido en Arecibo y Caguas como Capitán de Milicias de Urbanos. Ser Regidor era importante pues no había senadores ni representantes y el gobierno de la ciudad era parte del gobierno de la Isla.

Padre José Antonio OquendoNo obstante, para ser miembro del Cabildo uno tenía que cumplir ciertos requisitos, entre ellos ser de raza blanca. Faltando poco para acusar a don Tiburcio de ser de “mala raza mulata”(3), interesantemente se le niega su puesto por ser “no apto” para la posición ya que dos de los Regidores alegaban que habían aparecido pasquines en la ciudad que aludían a la procedencia no caucásica de la familia de don Tiburcio. Indignado, el caballero hace tanto una limpieza de sangre que comprueba lo contrario como una petición al Rey, el cual, en respuesta, decreta y ordena le den entrada.
Foto: padre José Antonio Oquendo en la oficina parroquial de Manatí, estudiando los registros antiguos de dicha parroquia.

¿Qué causas tuvieron para negarle el puesto? Los historiadores no han dicho si se ha investigado pero ciertamente el racismo y los celos estaban envueltos. Ahora bien, en las investigaciones en los libros de mediados del siglo XVIII de la "Villa de San Felipe del Aresivo", se han encontrado varias partidas donde el padre cura tilda de indio de calidad o indio mestizo a tres hombres (¿y no habían muerto todos los indios a principios de la colonización; de dónde, pues, salen estos en pleno siglo XVIII?) Revisando las partidas sacramentales de los familiares de estos hombres se descubre que la hermana de los llamados indios de calidad, una tal Margarita González Natal se casa con el abuelo de don Tiburcio, don Ygnacio Durán de Villafañe, en lo que es para él un tercer matrimonio legítimo.

¿No sería esta la causa de la acusación, especialmente cuando consideramos que las esposas de los Regidores que rechazan a don Tiburcio eran sus primas de 3º grado? ¿No sería que creían erróneamente que el Regidor descendía de aquella tercera esposa? O peor, ¿no será que sabían la verdad pero que por celos políticos se tramaron el rechazo para hacerle la vida imposible a un rival?

Hemos indicado que en su limpieza de sangre se comprobó lo contrario a la acusación. Añadimos ahora que al hacer su limpieza de sangre don Tiburcio Durán de Villafañe también le hizo un gran favor a los historiadores y genealogistas modernos de diversos pueblos. Manatí tuvo que ver, al menos en cuanto su población, con la fundación de La Vega (eventualmente la Vega Baja del Naranjal y la Vega Alta de Espinosa), Ciales, Morovis, Fajardo(!), Barceloneta, Florida y la parte de Orocovis que pertenecía a Morovis... Junto a los manatieños y los vecinos de otros pueblos, pues, las familias de los descendientes del bisabuelo de don Tiburcio, Don (4) Sebastián Antonio Durán de Villafañe (entre los cuales encontramos al menos una décima parte de los puertorriqueños cuyas raíces genealógicas en la Isla anteceden el siglo XIX) se interesarán en conocer los siguientes datos:

En el interrogatorio que él mismo preparó para hacerle a los 33 testigos que presentó para declarar en su limpieza de sangre, don Tiburcio hizo indagar sobre la genealogía, el parentesco y los oficios y honores concedidos a sus familiares. Entre la preguntas, para nuestra sorpresa, el punto 1º del interrogatorio lee:

Si les consta que Don Sebastián Antonio Duran de Villafañe,
mi Bisabuelo fue electo Capitan de las Milicias Urbanas por
el superior Govierno de esta plasa para comandar un copioso
número de Ysleños Europeos que haviendo arribado a esta
Ysla fueron destinados por el Señor Abadias Governador de
Puerto Rico para dar principio a la fundación y fomento del
Pueblo de Manaty como en efecto se verificó.
(5)

Más, por si hay duda alguna sobre lo que significara comandar "un copioso número de Ysleños Europeos", leemos en una carta del 1816 dirigida a su Majestad pidiendo un decreto de hidalguía que:

Si...(r)esulta que es hijo de por línea paterna de D.n Francisco,
nieto de D.n Ygnacio y Viznieto de (D.n) Sebastián Antonio
Villafañe, fundador y poblador del pueblo de Manatí...
)
(6)

Es igualmente interesante (para la Iglesia manatieña) que el documento incluye las partidas de defunción o entierro de Don Sebastián (1753) y su señora esposa, doña María del Rosario Aranda de los Ríos (1738), partidas que por haber desaparecido el Libro I de Defunción o Entierro (que cubría los años 1738 a 1772) son ahora las más antiguas existentes.(7) Se señala que Doña Masayo, al hacer su testamento, manda a crear una Capellanía de 200 pesos para que con sus réditos(8) se cante anualmente una misa en honor a Nuestra Señora de la Candelaria el día primero de febrero.

Cambiaría esta cláusula, sin embargo, si algún nieto, bisnieto o descendiente llegase a ser cura, a que se rezase misas en honor a N.S. de la Candelaria para que esos réditos ayudasen a mantener a ese descendiente... Sería interesante revivir esta costumbre, como bien ha dicho uno de los descendientes, convocando a genealogistas y descendientes de los Villafañe de Aranda a Manatí. Iglesia parroquial de Manatí
Iglesia parroquial
Nuestra Sra. de la Candelaria,
de Manatí

Si me preguntasen por qué hago la rectificación le diría, sencillamente, que aunque CREO descender de la familia de don Pedro Menéndez de Valdés, Teniente a Guerra en el 1738, me CONSTA SER uno de los dos presbíteros conocidos(9) que descienden de Don Sebastián Antonio Durán de Villafañe y de doña María del Rosario Aranda de los Ríos. Este hallazgo único ha sido fruto de la incansable búsqueda por la ascendencia de mis antepasados directos y colaterales y lo comparto para que se haga la debida rectificación histórica al celebrarse la Fiesta de la Presentación del Señor tanto en el Municipio como en la Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria y San Mateo de Manatí.

NOTAS
(1) Actas del Cabildo de San Juan Bautista de Puerto Rico, Publicación Oficial del Municipio de San Juan de Puerto Rico, 1968. Volumen de las Actas de los años 1809-1810, Actas 38-43, pp. 72-89; Acta 47, pp. 96-98; Acta 72, pp.139-141. Volumen de las Actas de los años 1810-1812, Acta 31, p. 50-82. Véase también, Archivo General de Indias (AGI), Santo Domingo (SD), legajo 2680, del cual tenemos una copia en nuestro poder.
(2) La posición de Regidor sería algo equivalente a la del funcionario Asambleísta moderno.
(3) Designación para señalar a la persona de color o una que no era de sangre “blanca” pura.
(4) No capitalizado cuando se usa como título de honor, lo es cuando se refiere a un hidalgo o noble.
(5) AGI, SD, legajo 2680, folio 4v. (El énfasis es nuestro)
(6) AGI, SD, legajo 2680, Carta al Rey pidiendo decreto de Hidalguía, primera página, sin foliación, el énfasis es nuestro.
(7) AGI, SD, legajo 2680, folios 78v-80 (si tuviésemos el libro I de Defunción o Entierros podríamos indicar que vienen del Archivo Parroquial Nuestra Señora de la Candelaria y el Apóstol San Mateo, Libro I de Defunción/Entierro, folio 69v para Don Sebastián Antonio y folio 2v para doña María del Rosario).
(8) Para que con sus ganancias...
(9) El otro sería José Ángel Borges Flores, SJ.

PReb.com

¿Qué es PReb? | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2016, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved