Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: PReb.com


Cruzando
Juan Pablo II:

PReb.com


Catecismo

PReb.com


Santa Biblia
La Santa Biblia



Covenant of Love
Covenant of Love:
Pope John Paul II
on Sexuality, Marriage,
and Family

PReb.com


Vea más libros
para la familia católica


PReb: Puerto Rico en breve




ENSEÑAR INDIVIDUOS Y PUEBLOS
A RESPETAR EL ORDEN INTERNACIONAL

Un compromiso siempre actual: educar a la paz

Mensaje de Juan Pablo II para la celebración
de la Jornada Mundial de la Paz



Vaticano: ante la muerte de Arafat

Suiza y el Vaticano reanudan relaciones diplomáticas
Puerto Rico en breveOrigen del primer pesebre de Navidad
Puerto Rico en breveNavidad: El ángel del autobús
Puerto Rico en breveUna sonrisa tras la tapia
Puerto Rico en breveLa vocación a la santidad
Puerto Rico en breveLuisiana: Mensaje del Arzobispo de San Juan



CIUDAD DEL VATICANO (VIS).
l cardenal Renato R. Martino, presidente del Pontificio Consejo “Justicia y Paz”, presentó esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede el Mensaje de Juan Pablo II para la celebración de la Jornada Mundial de la Paz, cuyo tema es: “Un compromiso siempre actual: educar a la paz”.

También estaban presentes el obispo Giampaolo Crepaldi, monseñor Frank J. Dewane y Giorgio Filibeck, respectivamente secretario, subsecretario y oficial del mismo dicasterio.

El cardenal Martino afirmó que el Santo Padre “ha querido enmarcar el tema del derecho internacional ­núcleo del mensaje- en el contexto más amplio de la educación a la paz”.

“El mensaje se abre con un urgente llamamiento a los jefes de las Naciones, a los juristas, educadores de la juventud, hombres y mujeres tentados de recurrir al terrorismo, invitando a todos a considerar que la paz es posible, y si es posible, también es un deber”.

La parte central del mensaje, dijo, se dedica al tema de la educación a la legalidad, entendida como necesidad de ‘enseñar a los individuos y los pueblos a respetar el orden internacional”.

El mensaje, continuó el cardenal Martino, “recuerda el principio según el cual ‘pacta sunt servanda’: los acuerdos firmados libremente deben ser cumplidos. (…) Es oportuno recordar esta regla fundamental, sobre todo en los momentos en que se percibe la tentación de apelar al derecho de la fuerza más que a la fuerza del derecho”.

El presidente del pontificio consejo afirmó que el Papa considera “la institución de la ONU uno de los frutos más relevantes del derecho internacional tras la tragedia de la segunda guerra mundial”, cuyo objetivo es “la prohibición del recurso a la fuerza”, aunque con dos excepciones: “el derecho natural a la legítima defensa” y “el sistema de seguridad colectiva”.

“El debido reconocimiento a la ONU ­continuó Martino- está acompañado por la invitación a una ‘reforma’” de dicho organismo, para que “funcione eficazmente para lograr sus propios fines estatutarios, que siguen siendo válidos”.

Refiriéndose en concreto a lucha contra el terrorismo, el Santo Padre “ofrece dos importantes indicaciones”. Por un lado “evitar las causas que originan situaciones de injusticia; (…) por otro, insistiendo en una educación inspirada en el respeto de la vida humana en todas las circunstancias”. La segunda indicación concierne a “la misión del derecho internacional, llamado a elaborar instrumentos jurídicos dotados de mecanismos eficaces de prevención, control y represión de los delitos. En todo caso, los gobiernos democráticos saben bien que el uso de la fuerza contra los terroristas no puede justificar la renuncia los principios de un Estado de derecho”.

“El Santo Padre ­dijo el cardenal Martino- subraya la necesidad de que el derecho internacional no puede prescindir de presupuestos éticos y morales. (…) Su objetivo esencial es reemplazar ‘la fuerza material de las armas con la fuerza moral del derecho’”.

El mensaje concluye afirmando que “el valor de la justicia se completa con la caridad. ‘Por sí sola, la justicia no basta’. (…) ‘El amor debe animar, pues, todos los ámbitos de la vida humana, extendiéndose igualmente al orden internacional’”.

Al final de la presentación, los periodistas preguntaron al cardenal Martino sobre la reforma de la ONU a la luz de la guerra en Irak. “La necesidad de una autoridad superior -dijo- está ya en la Encíclica ‘Pacem in Terris’. Juan XXIII auspiciaba ya esta reforma y Pablo VI pedía que la ONU se conformase a las exigencias del mundo de hoy. Juan Pablo II en el discurso a la ONU en 1995 pedía que pasase de ser un órgano administrativo a un centro moral en el que tuviera cabida la familia de las naciones. Este principio se ha reafirmado también en la carta enviada por el cardenal Sodano en el mes de junio a Kofi Annan”.

Preguntado por la opinión de la Santa Sede sobre la captura de Sadam Hussein, el presidente de “Justicia y Paz”, dijo: “La Santa Sede espera que esta captura y el proceso que seguirá en la sede apropiada, contribuyan a la pacificación y a la democratización de Irak y que sirvan para reparar los daños de esa derrota de la humanidad que es siempre la guerra, como ha dicho Juan Pablo II”. Respecto a la hipotética condena a muerte de Saddam,”el Santo Padre ­afirmó Martino- ha sido siempre contrario a la pena de muerte, y yo también lo soy”.

Fuente: VIS, 16 DIC 2003
Encontrará más información y documentos en www.vatican.va


| CARTA A DIOS |
| CURAS FELICES | ORACIONES POR LAS VOCACIONES |
| ASESINATO DEL ARZOBISPO ROMERO |
| MI AMIGO Y MENTOR: EL PADRE ALVARO |
| SECCIÓN AMÉN | LIBROS CATÓLICOS |


PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2017, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved