Unete aquí a Puerto Rico en breve


Secciones: Otros: PReb.com

My Life with the Saints
My Life With the Saints






Madre Terresa de Calcuta
Madre Teresa de Calcuta
sus oraciones preferidas








Católicos evangelizadores:
Manual práctico
para extender la Fe







El sentido de la vida
El Sentido de la vida
Padre Ignacio Larrañaga






Biblia católica
La Biblia Católica
para Jóvenes







Can You Find Saints
Can You Find Saints:
Introducing Your Child to Holy Men and Women







Diario de Sor Faustina
La Divina Misericordia
en mi alma: Diario de
Sor M. Faustina







Faustina
Sor Faustina
Vida, visiones
-DVD-






Women Saints
Women Saints:
365 Daily Devotions
and Prayers







Vida de Santa Teresa de Ávila
Teresa of Avila: An Extraordinary Life
Premio CPA






Saints to Lean On
Saints to Lean on:
Spiritual Companions
for Illness And Disability


Anota lo que buscas en PReb.com


Vidas de Santos Ministros de la Eucaristía Curso de Liturgia Ejercicios de San Ignacio de Loyola
Vida de Santos
contada a los niños

Una espiritualidad
para Ministros
de la Eucaristía
Eucaristía y Vida
Cristiana: Aspectos
Bíblicos del Misterio
Eucarístico
Curso básico
de Liturgia:
Desde la Eucaristía

Ejercicios Espirituales
San Ignacio de Loyola


PReb: Puerto Rico en breve



SIETE NUEVOS SANTOS EN EL AÑO DE LA FE

CATEGORÍAS DE CULTO CATÓLICO

LA SANTIDAD TIENE SU FUENTE EN LA REDENCIÓN


"...Para ser santos -explicó- no es necesario realizar acciones y obras extraordinarias, ni poseer carismas excepcionales... Es necesario, sobre todo, escuchar a Jesús y después seguirle sin desalentarse ante las dificultades".
Benedicto XVI


Puerto Rico en breve Vaticano: Sto. Domingo de Guzmán
Puerto Rico en breve Nuevos santos: conócelos, imítalos

Puerto Rico en breve El novicio sediento
Puerto Rico en breve La vocación a la santidad
Puerto Rico en breve Sor Lucía: vidente de Fátima
Puerto Rico en breve Teresa de Jesús de los Andes
Puerto Rico en breve Padre San Pío de Pietrelcina
Puerto Rico en breve Rafael Cordero: Siervo de Dios
Puerto Rico en breve Nuevo Año de la fe
Puerto Rico en breve Hna. Leonella: los perdono, los perdono

Puerto Rico en breve La Fe ilumina el enigma de la muerte
Puerto Rico en breve Hacerse santos: tarea de todos
Puerto Rico en breve Tomás: determinación en seguir a Jesús
Puerto Rico en breve Vivir en adhesión a la voluntad divina
Puerto Rico en breve El sufrimiento: camino de liberación
Puerto Rico en breve Los miércoles, milagro

VATICANO, OCT. 2012 (VIS).
l domingo 21 de octubre, día en que se celebra la Jornada Mundial de las Misiones (Domund), el Papa Benedicto XVI canonizará a siete beatos que serán los primeros nuevos santos del Año de la fe.

Estos son: tres laicos, dos mujeres de Canadá y Alemania, y un catequista de Filipinas; dos religiosas de Alemania y España, y dos sacerdotes de Francia e Italia, los cuales se distinguieron en forma excelsa anunciando y viviendo personalmente el Evangelio junto a los enfermos, catequizando en tierras de misión o sencillamente desde sus hogares y su vida cotidiana.

Entre los canonizados en la basílica de san Pedro, en Roma, se encuentra Kateri Tekakwitha (1656-1680), laica india de América del Norte (Estados Unidos y Canadá), llamada "la flor de pascua de los mohawk" o "lirio de los mohicano" (mohawks).

Nació en Ossessrnon, lo que hoy es Auriesville, Nueva York, hija de un jefe mohawk y de una india algonquina cristianizada.
Actuó valientemente y con santidad tras convertirse al catolicismo y evangelizar a su prójimo, pese los sufrimientos que le causaban los indígenas paganos, siendo así una inspiración para todos los cristianos en el presente
Santa Kateri Tekakwitha

Se le atribuyen varios milagros, por lo que en el 1943 fue declarada venerable por el papa Pío XII y beatificada en junio de 1980 por el papa Juan Pablo II.

Otros dos laicos a subir a los altares son el filipino Pedro Calungsod (1654-1672) y la alemana Anna Schäffer (1882-1925).

Pedro, catequista laico, murió mártir en Guam, en el archipiélago de las Islas Marianas.

A Anna se le conoce como una mística bávara quien, mientras era sirviente a los 19 años sufrió un accidente en la que quedó con su cuerpo quemado, mas vivió serenamente en espíritu de pobreza y oración, ofreciendo su dolor por la salvación de las almas.
San Pedro Calungsod
Dos de los otros nuevos santos son las religiosas María del Carmen Salles (1848-1911) y María Anna Cope (1838-1918).

La hermana María del Carmen, española, fue la fundadora de la congregación de las Hermanas concepcionistas misioneras de la enseñanza, para la formación de mujeres.

La segunda lo es María Anna Cope, religiosa alemana de las Hermanas de la Tercera Orden Franciscana de Syracuse (Nueva York), es conocida como la madre Marianne de Molokai. Evangelizó a los leprosos de Molokai, Hawaii, donde vivió y falleció santamente.

Los otros dos a ser canonizados son sacerdotes:

Jacques Berthieu, jesuita francés, muerto en Madagascar (1838-1896); y considerado mártir de la fe y de la castidad.

El segundo sacerdote es Giovanni Battista Piamarta (1841-1913), sacerdote italiano, fundador de las congregaciones de la Santa Familia de Nazaret y de las Humildes Siervas del Señor.


Categorías de culto católico

San Giovanni Battista Piamarta
Los católicos distinguimos tres categorías de culto: latría, dulía e hiperdulía.

Latría (del griego latreia), es el culto de adoración interno y externo que se rinde sólo a Dios.

Dulía viene (del griego doulos) es la veneración se tributa a los siervos de Dios, los ángeles y los bienaventurados, por razón de la gracia eminente que han recibido de Dios. Nos encomendamos a ellos porque creemos en la comunión y en la intercesión de los santos, pero jamás los adoramos como a Dios.

Tratamos sus imágenes con respeto, al igual que lo haríamos con la fotografía de un ser querido. No veneramos a la imagen, sino a lo que representa.

Hiperdulía es el culto de veneración que reservamos para la Virgen María por ser superior respecto a los santos. Con esto, reconocemos su dignidad como Madre de Dios e intercesora nuestra. Manifestamos esta veneración con la oración e imitando sus virtudes, pero no con la adoración.
Ciudad del Vaticano, 21 de octubre de 2012 (VIS). - Ochenta mil personas asistieron en la Plaza de San Pedro a la Santa Misa y a la canonización de siete nuevos santos. Misa de canonización

La santidad tiene su fuente en la redención


En su homilía el Papa señaló la “feliz coincidencia” entre la celebración de la Asamblea sinodal sobre la nueva evangelización y la Jornada Misionera Mundial y recordó que los textos de la liturgia de hoy nos muestran “el estilo del evangelizador, llamado a dar testimonio y a anunciar el mensaje cristiano conformándose a Jesucristo, llevando su misma vida. Esto vale tanto para la misión ad gentes como para la nueva evangelización en las regiones de antigua tradición cristiana”.

“El hijo del hombre ha venido a servir y dar su vida en rescate por la multitud” -dijo Benedicto XVI, citando el Evangelio de San Marcos, subrayando que “estas palabras han constituido el programa de vida de los siete beatos que hoy la Iglesia inscribe solemnemente en el glorioso coro de los santos (...) Son hijos e hijas de la Iglesia, que escogieron una vida de servicio siguiendo al Señor. La santidad en la Iglesia tiene siempre su fuente en el misterio de la Redención (...)La canonización que estamos celebrando constituye una elocuente confirmación de esta misteriosa realidad salvadora”.

Después, el Santo Padre ilustró la vida y el ejemplo de los nuevos santos, empezando por:

Jacques Berthieu, nacido en 1838 en Francia, que fue un “pastor infatigable en la isla de Santa María y después en Madagascar, luchó contra la injusticia, aliviando a los pobres y los enfermos (...)Él se hizo todo para todos, sacando de la oración y el amor al Corazón de Jesús la fuerza humana y sacerdotal para llegar hasta el martirio (...)Que la vida de este evangelizador sea un acicate y un modelo para los sacerdotes, para que sean hombres de Dios como él. Que su ejemplo ayude a los numerosos cristianos que hoy en día son perseguidos a causa de su fe. Que su intercesión, en este Año de la fe, sea fructuosa para Madagascar y el continente africano”.

Pedro Calungsod nació alrededor del año 1654, en la región de Bisayas en Filipinas y junto con otros jóvenes catequistas, acompañó al Padre Diego Luis de San Vítores a las Islas Marianas, para evangelizar al pueblo Chamorro. “La vida allí era dura -explicó el Papa- y los misioneros sufrieron la persecución a causa de la envidia y las calumnias. Pedro, sin embargo, mostró una gran fe y caridad y continuó catequizando a sus numerosos convertidos, dando testimonio de Cristo mediante una vida de pureza y dedicación al Evangelio. Por encima de todo estaba su deseo de salvar almas para Cristo, y esto le llevó a aceptar con resolución el martirio (...)Que el ejemplo y el testimonio valeroso de Pedro Calungsod inspire al querido pueblo filipino para anunciar con ardor el Reino y ganar almas para Dios”.

El sacerdote italiano Giovanni Battista Piamarta “fue un gran apóstol de la caridad y de la juventud. Percibía la exigencia de una presencia cultural y social del catolicismo en el mundo moderno(...) Animado por una confianza inquebrantable en la Divina Providencia y por un profundo espíritu de sacrificio (...) cuando estaba abrumado por el trabajo, aumentaba el tiempo para el encuentro, de corazón a corazón, con el Señor (...) para retomar fuerzas espirituales y volver a lanzarse a la conquista del corazón de la gente”.

La obra educativa de la religiosa española María del Carmen Sallés y Barangueras, “confiada a la Virgen Inmaculada, sigue dando abundantes frutos entre la juventud a través de la entrega generosa de sus hijas, que como ella se encomiendan al Dios que todo lo puede”.
La alemana Marianne Cope “acogió gustosamente la llamada a cuidar a los leprosos de Hawai, después de que muchos se hubieran negado a ello” y más tarde en la isla de Molokai, cuidó al Padre Damián y, después de su muerte, continuó su trabajo entre los leprosos... “en un tiempo en el que poco se podía hacer por aquellos que sufrían esta terrible enfermedad, Mariana Cope mostró un amor, valor y entusiasmo inmenso”. Pocket Guide to the Saints
The Pocket Guide
to the Saints

Kateri Tekakwitha nació en el actual Estado de Nueva York, en 1656, de padre mohawk y madre algonquina cristiana; fue bautizada a la edad de 20 años y, para escapar de la persecución, se refugió en la misión de san Francisco Javier, cerca de Montreal. Allí trabajó hasta que murió a los 24 años de edad, “fiel a las tradiciones de su pueblo, pero renunciando a las convicciones religiosas del mismo.Kateri impresiona por la acción de la gracia en su vida, carente de apoyos externos, y por la firmeza de una vocación tan particular para su cultura. En ella, fe y cultura se enriquecen recíprocamente. Que su ejemplo nos ayude a vivir allá donde nos encontremos, sin renegar de lo que somos, amando a Jesús. Santa Kateri, protectora de Canadá y primera santa amerindia, te confiamos la renovación de la fe en los pueblos originarios y en toda América del Norte. Que Dios bendiga a los pueblos originarios”.

La joven alemana Anna Schäffer, de Mindelstetten tuvo un grave accidente, sufriendo quemaduras incurables en los pies que la postraron en un lecho para el resto de sus días. Así, la habitación de la enferma se transformó en una celda conventual, y el sufrimiento en servicio misionero(...) Que su intercesión intensifique la pastoral de los enfermos en cuidados paliativos, en su benéfico trabajo”.

“Estos nuevos santos, diferentes por origen, lengua, nación y condición social, están unidos con todo el Pueblo de Dios en el misterio de la salvación de Cristo, el Redentor. Que el testimonio(...) de su vida generosamente ofrecida por amor de Cristo, hable hoy a toda la Iglesia, y su intercesión la fortalezca y la sostenga en su misión de anunciar el Evangelio al mundo entero”, finalizó el Santo Padre.

En el Ángelus, el Papa invocó a María, Reina de todos los santos, recordando que Lourdes padece las consecuencias del desbordamiento del río Gave, que ha causado la inundación de la gruta de las apariciones en el santuario mariano. “También hoy confiamos a la protección maternal de María a los misioneros y misioneras -sacerdotes, religiosos y laicos- que, en cualquier parte del mundo siembran la buena semilla del Evangelio. Asimismo, rezamos por el Sínodo de los obispos que, en estas semanas, se está confrontando con el reto de la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

Escríbenos a: amen@PReb.com
Visite nuestra sección Amén

VEA más libros católicos

PReb.com

¿Qué es PReb? | Apúntate: lista de correo | Subscríbete aquí | Privacy Policy | Copyright

© 1990-2012, PReb : Puerto Rico en breve - PReb.com - Derechos Reservados - All Rights Reserved